Magistrados e intelectuales rumanos seducidos por el porno-yoga

En una reciente entrevista concedida a un medio rumano, el abogado Mihai Rapcea, miembro durante 22 años del Movimiento para la Integración Espiritual en lo Absoluto (MISA)  -más conocido como Yoga Esotérico- ha revelado que el fundador Gregorian Bivolaru se encuentra residiendo actualmente en París, desde donde sigue controlando el movimiento, aunque en la práctica sólo disponga de asilo político en Suecia.

Acusado de corrupción de menores y de intento de cruzar ilegalmente la frontera, Bivolaru, se encuentra en estos momentos en busca y captura internacional desde el pasado julio de 2004, aunque consiguiera el asilo político de Suecia e interpusiera dos recursos en contra. Sin embargo, por las declaraciones de Rapcea, el gurú vive en las afueras de París, donde sigue a la cabeza de la red MISA y sus “centros de espiritualidad” a la vez que a la búsqueda de mujeres dispuestas a las prácticas del porno-yoga.