El reverso del yoga esotérico

En una entrada anterior, tuvimos ocasión de hablar sobre el Yoga Esotérico fundado por el rumano Bivolaru. En esta ocasión, y gracias a las aportaciones de algunos ex miembros del grupo, ampliamos la entrada referida a este grupo del cual ya indicamos que existen ramificaciones en nuestro país.

El yoga esotérico saltó a los medios de comunicación el pasado año 2004,  cuando Bivolaru solicitó asilo político de Suecia, debido a la “persecución que recibía de las autoridades rumanas”. Bivolaru ha sostenido en diferentes lugares que todas las críticas que se han dirigido en su contra provenían de una “conspiración francmasónica”. En ese año, el mismo Bivolaru y otros veinte “profesores de yoga” fueron acusados de tráfico de personas, evasión de impuestos, antisemitismo y violaciones de los derechos de autor.