El gurú de la secta “educativa” Tvind condenado a prisión

Hace un par de días, y según recogían diversos medios daneses, el Tribunal Superior de Justicia de Aarhus (Dinamarca) dictaba orden de prisión contra el gurú de Tvind y otros cuatro cargos destacados de la organización. El único problema es que nadie sabe el paradero exacto de Mogens Amdi Petersen y sus cuatro colaboradores, que se encuentran en búsqueda y captura por la Interpol.

El Tribunal aceptó la petición de la fiscalía para que el gurú de 74 años de edad y sus otros colaboradores sean condenados a prisión debido a que no se presentaron a los procesos penales del pasado 2006 por malversación y evasión de impuestos.

Ya entonces, un Tribunal de Primera Instancia absolvió a Petersen y a otros cuatro acusados de delitos financieros relacionados con el Fondo Tvind Humanitario -conocido internacionalmente como las internacionales Humana People to People-, que es una derivación de la controvertida escuela TVIND. Un sexto acusado obtuvo una sentencia condenatoria por malversación de fondos que quedó en suspenso. Y aún incluso un séptimo acusado no terminó de ser condenado por el Tribunal Superior del Este el pasado año 2009 debido a que se encontraba igualmente en paradero desconocido. La fiscalía apeló a la Corte Suprema en su momento, pero como el resto de los acusados pasaron a la clandestinidad, el caso no prosperó.

Sin embargo, el debate acerca de si el sistema de TVIND es un modelo reformista de los sistemas educativos daneses de los 70 y 80 o bien una secta que ha incidido negativamente en el mundo educativo, continuó abierto. Y también las apelaciones a las decisiones que entonces se tomaron en Primera Instancia.

Ahora, la decisión del jueves pasado permitirá que se emita una orden de detención europea, de tal modo que podrán ser detenidos por las autoridades locales dentro de cualquiera de los 26 países del espacio europeo o incluso por los 120 países de todo el mundo que cooperan con la Interpol.

El Tribunal ha sentenciado finalmente que existen razones fundadas para sostener que tanto el gurú de la organización como sus otros cuatro colaboradores directos habrían estado malversando los fondos de Tvind en la década de los noventa para lucro personal (se estima que entre otras, el gurú dispondría de dos casas de lujo en Miami y uno de los yates más espectaculares), al mismo tiempo que incorpora los cargos por evitación de los procesos penales que estaban en curso al no presentarse a los respectivos juicios. 

Los abogados defensores alegaron por su parte que sería injusto para arrestarlos después de tantos años, argumento que el Tribunal rechazó sin tomar tan siquiera en cuenta los 11 meses que Petersen estuvo en custodia tras de ser arrestado en los EE.UU. y extraditado a Dinamarca antes que se conocieran los cargos imputados judicialmente.

Aunque la ubicación exacta de Petersen es desconocida, un antiguo miembro de Tvind dijo que lo había visitado en una casa en los terrenos de la Escuela Internacional de Tvind en Las Pulgas (México), situada a unos 120 kilómetros de la frontera con EE.UU.