De la mediumnidad al coaching

A inicios del próximo mes de febrero, la canalizadora Maria Gemma Saenz volverá a impartir otro seminario en Barcelona en el hotel Husa Illa Diagonal. Hacía ya un tiempo que su actividad parecía haber disminuido, especialmente a raíz de un reportaje con cámara oculta -cuando todavía podían realizarse en nuestro país- en la televisión española en el que aparecían familiares y ex miembros hablando sobre su experiencia negativa con los talles de TRCD/DAMUN. Pero lejos de haber disminuido, parece haberse diversificado con todavía más propuestas de las que hace unos años trabajaba en Barcelona, coincidiendo con su salida del país para pasar a residir entre Polonia y Miami el pasado 2007.

La propia creadora de esta “terapia” nos aclara cómo llegó a desarrollarlo: “a raíz de una enfermedad creé este método […] que trabaja toda la información emocional del individuo, todos los bloqueos […] es una terapia de la propia vida […] esa enfermedad me paralizó. Acudí a la medicina tradicional y a la alternativa, a las dos vertientes, y las dos decían desconocer lo que me sucedía. Al no saber lo que me estaba pasando lo pasé muy mal, sufrí un gran deterioro físico de envejecimiento precoz, pero luego empecé a despertar a otro grado de conciencia y ahí descubrí que tenía una capacidad que me permite ver a una persona y saber lo que le pasa o, realmente, recibir una información en mi cabeza que me permite hablar de cualquier tema que, a veces, desconozco plenamente. Por eso tengo 70 libros en el mercado“.

En sus inicios, María Gemma Saenz fue fundadora de un grupo de canalización denominado “Grupo de Desarrollo”, en donde ella se presentaba como “canal” (médium) principal para recibir las instrucciones de otros “seres” denominados “interpolares”. Estos seres descarnados y canalizados como “interpolares” eran definidos por la fundadora como “un grupo de profesores” cuya misión sería transmitir una serie de “conocimientos” de orden superior. Entre estos conocimientos estaría el Método TRCD. Por eso mismo sus referencias puedan encontrarse también en espacios relacionados con el espiritismo, ya que el origen de la técnica en cuestión no deriva de otro lugar sino de la anterior vida de Maria Gemma como médium sin mayor predicamento.

La técnica es conocida también como “Damun – Numad Channeling”, debido a que  “M. Gemma la canaliza para un ser denominado “DAMUN” en su faceta masculina y “NUMAD” en su faceta femenina […] Ante todo, yo no hago nada más que hacer que la persona conecte con su capacidad de energía y crea en ella. Esta misma les lleva a regenerarse y hacer que la piel cambie y rejuvenezca […]”.

En cuanto al significado interno de la palabra DAMUN, en un seminario que celebraron el 28 de enero de 1995, podemos encontrar las siguientes afirmaciones hechas por un ser canalizado al que llaman “Capitán Rojo”: “[…] DAMUN, significa Destino Armonía Mundos Unidos Nuevos, o sea DAMUN no es un ser sino una corriente energética que se mueve a través de un ser […] en realidad, es el DESTINO de la ARMONÍA de los MUNDOS UNIDOS en los NUEVOS conceptos de la energía […] ALTRADAMUN es el engarce”. Altradamun, entre otras cosas, es también nombre de una pequeña editorial de la misma fundadora.

Después de algunos problemas en Barcelona y Madrid, la canalizadora se trasladó a Polonia y a partir de ahí redefinió nuevamente su presentación. En la actualidad, Maria Gemma Saenz se presenta no sólo como “creadora del método TRCD” sino sobretodo como “Emotional Trainer […] Coach […] Conferencista Internacional”. Desarrolla sus actividades en Miami y en Polonia, con viajes puntuales a España para impartir sus cursos entre sus reducidos seguidores. Aunque éstos se encuentran repartidos por Madrid, Zaragoza, Barcelona, Salamanca, Málaga, pero también fuera de España especialmente en Holanda y Polonia, así como Miami. En el caso de Zaragoza, llama poderosamente la atención que alguno de sus “terapeutas acreditados” ofrezcan descuentos en sus “terapias” a usuarios que sean miembros de Comisiones Obreras.

Hace gala de ser Miembro Gold de la Red Mundial de Conferencistas, una organización que reúne a personas entrenadas para hablar de cualquier tema posible aún no disponiendo de la formación requerida para alguno de ellos (por ejemplo, conferencistas en psicología u otros temas), al mismo tiempo que miembro y socio fundadora de la Red Hispanoamericana de Mentores, una plataforma que “vincula coaches y profesionales de habla hispana”. Como ya vimos en otro lugar a propósito de otros pretendidos coaches, esta Red de Mentores se ha asociado con la ACCA, Academia de Coaching y Capacitación AmeriLíderes (EEUU) para promover un “Programa Superior MCI (Mentor y Coach Internacional)”; es en este programa justamente en el que participa Maria Gemma, que ha encontrado así un nuevo formato para su actividad. Todos estos programas penden de una organización mexicana llamada Transformación Humana, dedicada a ofrecer seminarios de concienciación en grupos grandes, formatos de grupo que distan mucho de un coaching profesional.

Las múltiples facetas comerciales de Maria Gemma se concretan en la terapia somática TRCD, los masajes FEMI, programas de control de peso, terapia de vidas pasadas, terapia akáshica, crecimiento personal, regresiones a vidas pasadas, sanación espiritual y canalización, así como también una suerte de peluquería energética o emocional o estilismo emocional.

Como han logrado atraer algunos profesionales cualificados, publicitan un curso de “Experto Universitario en TRCD”, especialización inexistente que sin embargo patrocinan en su nueva revista MariaGemma Training for Life,  que viene a ser el relevo de OpenLife o la más antigua Memorandum, anteriores revistas que distribuían hace años por gimnasios y estancos de Barcelona o Madrid. Esta nueva especialización buscar “leer el ADN emocional de nuestras vértebras” para así “desbloquear conflictos” y aunque la propia fundadora asegure que “colabora con un equipo de médicos y de psicólogos expandiendo las bases de su investigación”, lo cierto es que no se conoce resultado alguno de tales investigaciones.

La actividad de esta canalizadora reconvertida a coach emocional pasó tiempo atrás por impulsar el pasado 2004 una fundación que ofrecía la metodología de la TRCD a niños con parálisis cerebral, aunque hayan tenido alguna reclamación ya ante el Colegio de Médicos de Madrid y pese a que tal metodología adolezca de cualquier validación. Sus practicantes suelen ofrecer diversos cursos para todo tipo de problemas, incluyendo el corte de pelo energético o el maquillaje emocional. Pero la TRCD parece tener innumerables aplicaciones más allá del salón de belleza: por ejemplo, encontrar pareja a través de una agencia matrimonial impulsada por ella misma, “MGS” (Maria Gemma Saenz). Y eso sin contar los numerosos espacios web en los que se encuentra esparcida su presencia, como el espacio de Búsqueda Interior u otro de Profesores On Line. Si alguno de los productos comerciales de Maria Gemma no son de su interés, siempre puede intentarlo con sus cuadros, que podrán ayudarle en su día a día.

Pero también han desarrollado un “programa de formación de terapeutas TRCD”, que se extiende a lo largo de 5 años lectivos en los que se estudian temas como: “la energía masculina”, “la energía femenina”, “los sueños”, “las vidas pasadas” y “la memoria celular”, o incluso “memoria cuántica”. De acuerdo a la propaganda del grupo, la TRCD constaría de 5 ramas: reequilibrio corporal simple, Inca-Diagnostic, Quiro-Diagnostic, Programación Corporal y OCT. Su presentación da la idea de ser un programa reconocido y con validez profesional, pero aunque alguno de sus promotores disponga de formación cualificada en otros ámbitos no significa por ello que por extensión la TRCD disponga de algún grado de validez terapéutica.

Y es que esta nueva “coach emocional” toca todo tipo de áreas -aunque su capacidad de oratoria sea algo subjetiva y eso pese a ser  conferencista-, también aquellas que tienen que ver sobre el cómo atraer más dinero, ofreciendo numerosos servicios on-line, alguno de los cuales han dejado rastro de quejas por la red.

La actividad del grupo se extiende por diversos países en los más diversos certámenes esotéricos, pero también mediante actividades realizadas en centros de crecimiento personal o incluso con el soporte de estamentos del gobierno local. Curiosamente, una de las promotoras de la TRCD,  viene avalada no sólo por la formación en TRCD/DAMUN sino también por los sistemas de la empresa 4Life, que también es objeto de numerosas críticas por ex miembros.