El abuso sexual de los niños en los Testigos de jehová

Candance Conti es la primera mujer que ha denunciado los abusos sexuales en su infancia por parte de un Testigo de Jehová, habiendo ganado el juicio en contra de la organización. Recientemente, concedió una entrevista a The Guardian Today, en donde indicaba que crecer en una familia Testigo de Jehová es diferente. En su infancia, no celebraba los cumpleaños, la Navidad o el 4 de julio. Tampoco se mezclaba con la gente “del mundo”, así como tampoco se apuntó a las Girl Scouts como el resto de chicas de su clase. En cambio, Candance pasaba gran parte de su tiempo compartiendo las “buenas noticias” en el Salón del Reino.

La mujer explica, como muchos otros ex Testigos de Jehová, que su infancia consistía primordialmente en ir de puerta en puerta con un hombre mayor y muy querido en su congregación, llamado Jonathan. Candance tenía entonces entre 9 y 10 años, cuando en repetidas ocasiones este hombre de la congregación abusó sexualmente de ella.