¿Qué hay detrás de los seminarios de Access Counsciousness?

Un excelente artículo de Houston Press, analizaba hace unos días los seminarios de Access Consciousness creados por el norteamericano Gary Douglas, que se define a si mismo como un buscador de verdades espirituales desde su adolescencia hasta que puso en marcha sus seminarios “tras una serie de visiones y revelaciones […] alrededor de julio de 1990 […] trabajaba como agente de bienes en Santa Barbara, California y empecé a canalizar información sobre los puntos de la cabeza que actúan como un banco informático para todos nuestros pensamientos, sentimientos,  emociones […] todo lo que decidimos que es importante que en cualquier momento en esta vida o en cualquier otra vida […] así que llegué a casa y llamé a cuatro amigos para hacer juntos una clase de trabajo de energía. Esa fue la primera clase de Access Consciousness”.

Gary Douglas -que en la actualidad tiene 70 años- celebró hace poco un seminario en un hotel de Austin, donde tuvo ocasión de deleitarse con los agradecimientos de una madre que declaró “que siempre tuve ganas de hacer esto por mis chicos”, refiriéndose a que por fin había podido inscribirlos al seminario de Access Consciousness, junto a otros numerosos testimonios de personas que habían podido acceder a la “conciencia”.

En términos del grupo, es altamente probable que todos seamos simplemente humanos, ya no humanoides. Dicho de otro modo, si usted es una persona normal que se siente en un sofá, ve la televisión o bebe cerveza, o emite juicios sobre los demás, entonces es un ser humano, es decir, idiota o un sonámbulo de por vida. Por el contrario, los humanoides han ido más allá de los juicios y han derribado las barreras establecidas por implantes en nuestro cerebro realizados en tiempos inmemorables por entidades malignas.

Es un sistema muy a lo americano. Y con muchas reminiscencias de Scientology. En la sala abarrotada, el gurú espeta con su micrófono a un asistente “¿Qué estupidez se supone que estás haciendo para volver a crear ese viejo pensamiento que estás escogiendo ahora?”. Y todos, mayores y niños -humanoides se supone al haber realizado ya todos los seminarios- parecen entender lo que se está diciendo allí.

“¿Qué estupidez se supone que estás haciendo para volver a crear ese viejo pensamiento que estás escogiendo ahora?. Todo lo que es, los tiempos de godzillion, ¿lo destruirás y des-crearás?. Lo correcto y lo incorrecto, lo bueno y lo malo, pod y poc, todos nueve, pantalones cortos, niños y más allá”. De acuerdo con documentos a los que han podido acceder los periodistas, esta parrafada es parte de “las declaraciones de limpieza” que ejercitan los miembros del grupo a modo de mantra para desmantelar esos implantes. Y es también al mismo tiempo parte del curriculum que Douglas quería introducir dentro de las escuelas públicas, a través de un programa promocionado por la Access True Knowledge Foundation.

Estos seminarios tuvieron un cierto auge hace unos años en los Estados Unidos gracias a la participación del ex jugador de la NFL Ricky Williams, quien aceptó del grupo una cuantiosa cantidad de dinero para su fundación, consiguiendo así cierto nombre pese las críticas que recibiera Williams en la prensa deportiva por haberse vinculado a una “secta”.

Douglas sostiene que todos somos seres infinitos y que los niños son maestros de la manipulación; los niños recogieron a sus padres en momentos previos a la misma concepción y luego tienen la opción de romper con ellos. Los hijos de Douglas al parecer escogieron sus momentos de concepción cuando Douglas estaba durmiendo. Tanto su hijo como su hija -de acuerdo con el propio blog de Access- le sorprendieron justo antes del momento de eyacular dentro de su esposa.

Aparte, Douglas dice que “los niños son increíblemente sexis”. Pero si su mente piensa en algo sexual, entonces es que es humano. Porque “sexi” no significa “sexy”. Es una cuestión “energética” en lenguaje de los “accesorios” (adeptos). Pero muchas de las críticas hacia el movimiento son desacreditadas por miembros del grupo “como sacadas fuera de contexto”. Como también el cómo deben tratar los humanoides a aquellos que abandonan al grupo. Y el “contexto” no parece más que el realizar los cursos para entender la jerga del grupo.

¿De dónde viene Gary Douglas?. De acuerdo con documentos judiciales de Santa Bárbara, el negocio que entonces llevaba Douglas se fue a pique, siendo demandado por diversas agencias de cobro y declarándose en bancarrota en 1993. Tras un nuevo intento de negocio fallido, Douglas empezó a interesarse por temas esotéricos en la ciudad. Y así fue como llegó a topar con Scientology y contrajo matrimonio con Laurie Alexander, una ciencióloga bastante destacada por aquel entonces. Después se separó de su primera mujer para juntarse con la ex ciencióloga Patricia O’Hara, quien también era amiga de Maria Wernicke, con quienes trabajó durante años para la SeaOrg, abandonando posteriormente al fallecimiento de Hubbard y la toma del poder por Miscavige a inicios de los ochenta.

En aquellos años, se popularizó también la canalización, y junto a la evidente impregnación de Scientology en Douglas, entró en círculos de canalizadores. De acuerdo con su relato, una noche fue llevado por el espíritu de Rasputín, aunque no confiaba del todo en él, de modo que más tarde llegaría a canalizar también a un “antiguo sabio chino llamado Tchia Tsin”, también al “hermano George” e incluso a un grupo de extraterrestres llamado “Novian”. En los documentos a los que han podido acceder los periodistas, se produjo una intensa lucha descrita por Douglas mismo acerca de los espíritus que canalizaba hasta que “empezaron a hablar del Acceso”. A partir de ahí, los mensajes canalizados le indicaron que debía poner en marcha Access Energy Transformation, el embrión de los seminarios de Acceso a la Conciencia.

En el sistema Access, el gancho es que existen 32 “bars” o “puntos en la cabeza, que sabiéndolos tocar adecuadamente permite que fácilmente usted “pueda acceder a toda la información que habitualmente no le llega”. Para “trabajar las bars” uno debe inscribirse en los seminarios con “facilitadores de bars certificados”.

En torno al año 2000, un quiropráctico de Santa Bárbara al borde del suicidio, Dain Heer, decidió enrolarse en los cursos de Access. Por aquel entonces su negocio de quiropráctico no funcionaba bien, a la par que estaba sumido en una profunda depresión. Entonces fue cuando vi en la prensa local un seminario de Access, que lo realizaba una de las hijastras de Douglas, quien creyó ver en este joven treintañero una persona especialmente dotada. En un encuentro entre Douglas y Heer, el primero decidió enrolarlo en Nivel III y finalmente llevarlo a vivir a su casa, convirtiéndose a partir de ese momento en el número 2 de Access. Según sus acólitos, Heer tiene “unos dedos mágicos” que con tan sólo pasar por la cabeza de una mujer “sería capaz de provocarle un orgasmo”.

Sin embargo, de acuerdo con ex participantes de los programas de Access, el estilo de Douglas se ha ido tornando más rígido con el tiempo, hasta el punto que algunos testimonios describen situaciones de claro abuso verbal en el contexto del seminario. Una de las mujeres que quisieron hablar con los periodistas, explicó que el estilo de Douglas es muy duro, despectivo y que continuamente esté hablando mal en los cursos de sus ex mujeres, a las que describe como “perras de control”. Algunas de estas experiencias quedaron recogidas en blogs como Accessschism.com o incluso cosmicconnie.blogspot.com.

En estos lugares, pueden encontrarse detalles de la deriva hacia la que se ha deslizado Douglas, en tanto que materiales recientes de la organización especifican cómo deben defenderse los adeptos de los “elfos, las serpientes de cascabel y otros enemigos”. En su manual de Nivel I, Douglas aclara “¿Cómo defenderse de una perra demoníaca o de un bastardo? Asegúrese que le llama por su nombre en voz baja tres veces. Asegúrese que nadie más le pueda oír.  Y decir, tal en esta vida no, peor te voy a matar”. Y en el mismo manual se aclara que “en muchos casos que los niños fueron abusados sexualmente, se dejaron hacer porque de este modo impedían que llevaran a cabo esos abusos sobre otros niños”.

También Douglas habla sobre la familia, indicando que la palabra significa “cagada e intento de limitarle […] la razón de que le quieran es que usted esté de acuerdo con ellos […] la única razón de tener familia es el dinero que se puede llegar a heredar de ellos. De lo contrario, mejor dejarles”.

Evidentemente, los portavoces de la organización sostienen que todo se ha sacado de contexto, pero hay frases que desde luego hablan por si mismas, por ejemplo:

Todo es tan sólo un punto de vista interesante. No es ni bueno ni malo, ni está bien ni está mal.  Si lo hace por cada pensamiento, sentimiento, emoción y punto de vista que tiene durante al menos 6 de meses, usted nunca tendrá un problema  para el resto de su vida.

Hay tres elementos para crear las bases de una buena relación (todo lo demás es sólo un “bono”): la persona es buena en la cama, ofrece dinero que le permite hacer lo que coño quiera hacer cuando quiera hacerlo y se le permite hacer cualquiera que sea la mierda que quiera hacer cuando quiera hacerla.

Para las mujeres humanoides, es mucho mejor tener tres hombres en su vida – y de tener relaciones sexuales con los tres de ellos. Uno para ver películas y dormir, otro para ir a eventos formales que sea un buen bailarín y socialmente aceptable y que se pueda ir a dormir con él, y finalmente otro para ir de picnic y a eventos familiares y que actuaría bien, sería bueno y su familia lo aprobaría de él y se podría dormir con él.

Si su familia es humana y no tiene dinero, puede divorciarse.

El único diablo que existe en la vida es la anticonciencia o la inconciencia.

Para los humanoides, los cuatro grupos fundamentales de alimentos son el azúcar, la sal, el agua y la energía.

Si todo ésto no tiene sentido lógico para usted, está de suerte. Nuestro punto de vista en Access es “la mente es peligrosa. Deshágase. Si usted está pensando, está apestado”.  

En España, el grupo tiene algunos facilitadores como David Biddle  y Edith Haydn Wagner (Mallorca), Isabel Martinez Lopez  y Mónica Soria Velasco (Madrid) y a Tania Costantini Zimmermann (Estados Unidos y España). Sus actividades suelen realizarse en centros de crecimiento personal vinculados a la nebulosa new age.