Desarticulado un centro de crecimiento personal tras denuncias de antiguas pacientes por “abuso de la debilidad”

El director de un centro de crecimiento personal de Chassaignes (Dordogne, Francia) fue acusado en Périgueux y encarcelado el pasado jueves por las denuncias de abusos sexuales y violación de cuatro mujeres.

La denuncia inicial fue presentada el pasado mes diciembre de 2013, que fue seguida de otras tres denuncias de antiguas pacientes, que acusan de este modo al director del Centro Conciencia, Evolución, Vitalidad y energía (CEVE) de “abuso de la debilidad de personas en estado de sometiendo psicológico, así como de abusos sexuales”.

El hombre, “practicante de terapias energéticas”, niega los cargos en su contra. De 57 años de edad, el hombre se presentaba en su web como una persona que a partir de una crisis vital tomó conciencia de un “don de curación”, a partir de lo cual “me inicié con los monjes tibetanos, y pude desarrollar mi capacidad de clarividencia”.

A partir de 2011, estaba ofreciendo en esa región francesa diversos seminarios y cursos sobre la práctica del qi-gong o la gimnasia China, así como sobre la meditación, reflexología, crecimiento personal e incluso sobre “relaxología”.

El responsable de la ADFI Dordogne, una de las antenas locales de la importante asociación francesa UNADFI, indicó a razón de la detención del mencionado psicoterapeuta que “con el pretexto de la ayuda terapéutica, el hombre llegó a tomar control de las mujeres que atravesaban diversos problemas”. El funcionamiento de este centro de crecimiento personal pasaba por una serie de “terapias” y “cursos” en las que aquellas personas más frágiles eran atraídas bajo las mas diversas promesas de mejora y sanación. El discurso del responsable del centro enfatizaba además la posibilidad de un futuro idílico tras “seminarios para conectar con tu voz interior, con tu vibración original”, siempre que se estuviera en contacto con el centro, a la par que se remarcaba la importancia de las relaciones sexuales.

Aunque las grandes sectas continúan funcionando, este suceso vuelve a subrayar la presencia cada vez mayor de dinámicas de dominio y control en pequeños grupos, especialmente en torno a temas ligados a la salud como he indicado en otros lugares en este mismo espacio.