Las campañas anti-psi de Scientology

Hace escasos días terminó en Madrid la exposición lanzada por la Comisión Ciudadana de Derechos Humanos (CCDH) bajo el título “Psiquiatría: ¿salud o muerte en vida?”, que incluyó algunos carteles por los metros de Madrid y un punto de exposición pública en donde ofrecieron sus “materiales informativos” sobre medicación psiquiátrica, la psiquiatría, la psicología o el psicoanálisis con títulos como “Drogando a los niños”, “Seudociencia”, “El engaño psiquiátrico”, “El fraude de la rehabilitación” o la “Brutal realidad”. Tanto en su propia web como en su página promocional de Facebook puede verse claramente la vinculación con Scientology; en esta última, podemos ver justamente al presidente de Scientology España inagurando la ceremonia.

De acuerdo a sus enunciados, la CCDH fue establecida para “investigar y exponer las violaciones de los derechos humanos por parte de los psiquiatras y para despojar de intervenciones nocivas el campo de la salud mental […] Scientology no abraza o apoya la Psicología, la Psiquiatría ni la Psicoterapia ni ninguna de sus ramificaciones”.  Los miembros de este comité se autodenominan los “psicodestructores”. Se presentan como defensores de los derechos humanos y denunciantes de la “brutalidad clínica” en salud mental, avalándose con el reconocimiento del recientemente fallecido Thomas Szasz como cofundador de la CCDH, aunque éste se retractara del apoyo a Scientology años más tarde.