Scientology presionó para evitar la proyección del film The Master

Harvey Weinstein jefe de los estudios cinematográficos que han producido The Master, reconoció recientemente ante la prensa que recibieron presiones para evitar que se estrenara la película. El mismo director de la película, Paul Thomas Anderson, conocido ya por su participación en Pulp Fiction, reconoció que The Master se basó en parte en la vida de L Ron Hubbard, fundador de Scientology en 1950.

Por su parte, la Iglesia de Scientology ha negado que tratara de bloquear la película. Pero según informaba la BBC, Weinstein dijo claramente que “hemos tenido presión y nos hemos resistido a la presión. Muchos nos decían entonces, “no lo hagas” […] luego, cuando la estábamos haciendo, la hubo también para que cambiáramos algunos trozos […]”.

La película cuenta la historia del líder de una secta conocida como The Master, con la interpretación de Philip Seymour Hoffman y Joaquin Phoenix.

Por el momento, ha ganado algunos premios por su interpretación y tras su estreno en el Festival de Venecia, parece una firme competidora a alcanzar algún Premio Óscar. Paul Thomas Anderson admitió en Venecia que se trataba de L Ron Hubbard y los primeros días de sus enseñanzas, así como de la creación de Scientology […] aunque hay más cosas en la película aparte de ésto […] por ejemplo, el impacto de la Segunda Guerra Mundial sobre las fuerzas armadas […] mi padre fue testigo de los combates de la II Guerra Mundial y nunca lo superó”.

Un portavoz de Scientology, indicaba hace unos días que “la película es una obra de ficción y el mismo productor, el director y los actores lo han dicho”. Scientology cita entonces alguna de las declaraciones que han aparecido en los medios estas últimas semanas, como cuando Seymour Hoffman decía que “no es una película sobre Scientology, no hay más que decir sobre el asunto”.

Paul Thomas Anderson dijo hace poco que había celebrado una proyección de The Master con Cruise, con quien trabajó en la película Magnolia en 1999. “Sí, le he mostrado la película, y sí, seguimos siendo amigos”, dijo Anderson. “El resto está entre Tom y yo.”.