Scientology se manfiesta en contra de un seminario sobre sectas impartido por la Miviludes a los magistrados franceses

Justo ayer al mediodía se produjo una manifestación de Scientology en Quai aux Fleurs, frente a las puertas de la sucursal parisina de la Escuela Nacional de Magistratura (ENM), con lemas tales como “no al adoctrinamiento de los jueces” o “la MIVILUDES no toques mi justicia”.  Como recogía Les Inrocks, ya en febrero de este año se había producido otra manifestación, aunque esta vez se debe al hecho que la MIVILUDES se disponga a ofrecer un curso de tres días sobre el fenómeno sectario a los futuros magistrados de Francia.

Eric Roux, portavoz de la organización, indicó a la prensa que “los jueces se verán obligados a ser formateados por personas hostiles a la Iglesia de la Cienciología”. Dentro de la jerga de Scientology, las personas “hostiles” son todas aquellas que se oponen a la organización, en este caso, la UNADFI (Unión Nacional de Asociaciones para la Defensa de las Familias y las Víctimas de Sectas) y la Miviludes (Misión Interministerial de Vigilancia y Lucha contra las Sectas).

Para Scientology, el problema radica en que la UNADFI se presenta siempre como parte civil en los procesos judiciales, a la vez que ofrecen seminarios para capacitar a los futuros magistrados. De acuerdo con el portavoz de Scientology, “la separación de poderes (entre las autoridades judiciales y ejecutivas) tiene fugas”. En el último juicio a la organización, laUnadfi no pudo finalmente participar como parte civil en el proceso; Scientology terminó siendo condenada en recurso de apelación el pasado 2 de febrero de 2012, viéndose obligados a pagar una multa de 600.000€ por delitos de fraude organizado y práctica ilegal de farmacia.

Eric Roux indicó, asimismo, que el motivo de irritación radica en verse tratados como “movimiento”, en el sentido de “¿qué pensaría usted si lo habláramos así con los judíos? Durante años, hemos tenido un perfil bajo y hoy estamos expresando nuestro desacuerdo y que estamos cansados de ser estigmatizados. Queremos que ésto pare ya y que Scientology sea considerada una religión como cualquier otra”.