Scientology aprovecha las acampadas de Barcelona y Madrid para hacer proselitismo

Jóvenes por los Derechos Humanos (YHRI), también conocida como Unidos por los Derechos Humanos, es una organización ligada a Scientology que ha aprovechado la protesta de estos últimos días del Movimiento 15M en Plaza Cataluña en Barcelona y Madrid para distribuir material entre los diferentes stands que habían organizado espontáneamente los acampados.

El material -que en ningún momento identifica visiblemente que están vinculados a la Iglesia de Scientology- indica que  Jóvenes por los Derechos Humanos “es una organización independiente con sede en los Ángeles, cuya finalidad es educar a la ciudadanía acerca de la Declaración Universal por los Derechos Humanos”.

Scientology ha sido criticada en repetidas ocasiones por abusos de los derechos humanos. Suelen aprovechar situaciones de este tipo para dejar su publicidad e incluso intentar atraer a potenciales interesados. La amplia diversidad de nombres que suelen utilizar de sus múltiples empresas asociadas, hace que sea más difícil identificar claramente una con la otra.

De hecho, la organización YHRI fue fundada por Mary Shuttleworth, miembro de Scientology a la vez que actual presidenta de la mencionada organización. La actual dirección ejecutiva del grupo está al cargo de Tim Bowles, miembro destacado de Scientology International con nivel OT VIII, a la vez que comisionado de la Comisión Ciudadana por los Derechos Humanos y miembro de WISE (otras dos entidades ligadas directamente a Scientology). El grupo de Jóvenes por los Derechos Humanos homenajeó el pasado 2007 en Sydney al fundador de Scientology, Ronald Hubbard, como “abogado de los derechos humanos”; a la vez,  promocionan vídeos musicales de artistas conocidos a la vez que miembros de Scientology.