Fabricando pequeños gurús

Volviendo a la prospección del mercado de la sanación emocional y espíritual, la periodista de La Presse se acercó también a seminarios en los que participan niños pequeños. Tal es el caso del seminario que se realizó este mes en el hotel Hyatt Regency de Montreal, en donde numerosos seguidores del ex quiropráctico Eric Pearl -promotor de la Reconexión-  se reúnen durante tres días para compartir la experiencia con este gurú,  “un catalizador de milagros”. Uno de los participantes, manifiesta abiertamente que llevará a sus hijos a los seminarios porque tuvo una experiencia “reveladora […] al notar en mis manos una energía nueva, se puso en marcha por si solo el cepillo de dientes eléctrico inhálambrico de la bolsa”. Este participante quedó convencido a partir de este suceso, y está decidido a “tratar a mis hijos con esta energía”. Y en este encuentro, una docena de niños de entre 8 y 12 años aprendieron a imponer las manos. De hecho, no es ésta la primera ocasión en que se imparte un seminario así, ya que llevan tiempo realizándolo por diversas ciudades de EEUU con niños de entre cuatro y cinco años.

A estos pequeños participantes se les enseña a colocar las manos para “una nueva forma de curación”, que permite “ayudar a la familia y los amigos [..] incluso ayuda para calmar a tus mascotas […] o alejar energía negativa lejos de tu familia”. De esta manera, “los niños aprenden también a reorganizar las moléculas espacio-tiempo”. Después, se anima a los niños a demostrar sus nuevas capacidades: “siento calor […] siento frío […] un hormigueo”. En un espacio de YouTube relacionado, una joven americana proclama “mi madre sufre de artritis […] me tocó el hombro y se sintió mejor”.