El fundador de la Comunidad Budista Triratna se ve obligado a reconocer abusos

A poco de celebrar su cincuenta aniversario de existencia, la Comunidad Budista Triratna, una de las órdenes budistas más numerosas del Reino Unido, se ha visto obligada a reconocer la veracidad de las denuncias de abuso sexual después que un antiguo seguidor sostuviera que fue obligado a tener relaciones sexuales con uno de sus maestros. En paralelo, el fundador del grupo se ha disculpado por haber mantenido relaciones sexuales con devotos del grupo budista, algunos de las cuales podrían haber sido en contra de la voluntad.

La Comunidad Triratna, con decenas de miles de seguidores repartidos por el mundo, está ahora en unos momentos en los que se esfuerza en proteger su reputación, tanto ante la comunidad budista internacional como entre sus propios practicantes, muchos de los cuales se están cuestionando en qué medida se mantuvieron tales relaciones sexuales bajo coerción física o espiritual y durante cuánto tiempo pudieron extenderse dentro del movimiento.

¿Qué motivos llevan a abandonar la iglesia mormona?

Que la Iglesia de los Santos de los Últimos Días tiene un número significativo de abandonos, es un hecho que ha llevado a Jana Riess a embarcarse en un importante estudio de investigación de cuatro generaciones de mormones y antiguos mormones para explorar cuáles son los motivos reales de abandono de la iglesia. Con la ayuda de científicos sociales, como es el caso del profesor de ciencias políticas Benjamin Knoll, ha podido reunir datos representativos a nivel nacional dentro de los Estados Unidos que empiezan a arrojar algo de luz sobre una serie de cuestiones importantes.

Estas personas, ¿abandonan por inconsistencias históricas o conflictos derivados de prácticas tales como la poligamia o las de las piedras de videntes (Urim/Tumim)? Sin duda, ésta suele ser una explicación bastante extendida entre los ex mormones. ¿O abandonan más bien porque se han “sentido ofendidos” por algo que alguien dijo en la iglesia? Ésta es una explicación ofrecida, por ejemplo, por el élder David A. Bednar en la Conferencia General celebrada hace ya unos diez años y que se ha convertido en una característica prominente del discurso interno de la iglesia desde entonces.

¿Yoga o marketing?

Dahn Yoga -también conocido como Dahn Hak o Mente & Cuerpo-  es una empresa creada por el coreano Ilchi Lee que se basa en una mezcla de ejercicios físicos, movimientos de arte marcial, tai chi y yoga. Y al parecer, bastante lucrativa. El primer centro de Dahn Yoga empezó a funcionar en Seúl en 1985, para cinco años más tarde abrir un segundo centro en Corea del Sur. En 1991 empezaría a funcionar el primer centro en Filadelfia (EEUU). A partir de ese año, empezaron a crearse otros centros en diversos lugares de los Estados Unidos, hasta constituirse el pasado 2006 la Fundación Dahn Yoga, que ofrece clases en residencias de ancianos, centros comunitarios, iglesias, parques públicos, es cuelas e incluso hospitales. En lo últimos años, incursionan en algunos lugares de Latinoamérica, como es el caso de Nicaragua.

Pese a su importante expansión en poco tiempo, la Fundación Dahn Yoga ha recibido numerosas críticas por parte de antiguos miembros que han salido a la luz en medios norteamericanos como Forbes o The Rolling Stones, llegando hasta los tribunales, en donde se interpusieron dos demandas judiciales.

Recluida por su padre y convencida que era dios

Brave Katy Morgan-Davies, una de las tres mujeres que pasó encarcelada en su propia casa en el centro de Londres por su padre durante treinta años, ha hablado recientemente sobre su experiencia traumática y sobre cómo finalmente quedó reducida a la nada, funcionando como una niña de unos seis años de edad.

Esta mujer, que en la actualidad tiene 33 años de edad, no ha sabido que su captor era su propio padre hasta que no intervino la policía y liberó a los adeptos – prisioneros de Aravindan Balakrishnan (también conocido como “el camarada Bala”). Ahora Balakrishnan se encuentra en prisión tras haberse demostrado cómo mantenía a estas mujeres en un estado de perpetuo terror psicológico, a quienes amenazaba con matar si se les llegaba a ocurrir abandonar la casa en donde estaban recluidas, a la par que durante el juicio quedaron demostrados los continuos abusos físicos y sexuales sobre estas tres mujeres.

La madre perfecta de La Familia Hamilton-Byrne

Anne Hamilton-Byrne, una de las pocas líderes de una secta de la historia – y al parecer una de las más crueles- habría operado prácticamente en secreto durante más de dos décadas, manteniendo a su grupo de seguidores escondidos en el campo, en las afueras de Melbourne (Australia). La policía empezó a investigar sobre la base del testimonio de dos niños rescatados tras el allanamiento realizado el pasado 1987. La investigación puso en evidencia que durante los años de liderazgo de Hamilton-Byrne, llegaron a realizar fraudulentamente unas 28 adopciones y habrían recibido cuantiosos “regalos” por parte de sus seguidores. A los niños adoptados, los vestían con idéntica ropa, les blanqueaba su cabello y les sometía a golpes, privándoles de comida y sometiéndoles a diversos grados de tortura emocional.

Su imagen era la de una mujer sofisticada, con gusto por las perlas y su perfume Chanel, tocando el arpa y cantando como una soprano. Fran Parker, un antiguo ex miembro de La Familia dijo recientemente a The Guardian, que “si en la Antigüedad oímos hablar de hechiceras que podían esclavizar a las personas con una sola mirada […] en su caso, tenía una mirada que te penetraba a través del alma, hasta que te rompía”. Como líder de la secta la Familia en Australia, aseguraba ser la encarnación femenina de Jesucristo. Decía “dar amor, tan sólo amor”. A cambio: la esclavitud mental de sus seguidores.