Importante sacerdote wiccano condenado por pornografía sexual infantil

 
El renombrado sacerdote wiccano de la Tradición de la Estrella Azul,  Kenny Klein, de 62 años de edad, conocido también como cantante de folk,  ha sido recientemente condenado en Nueva Orleans a veinte años de prisión por otros tantos veinte cargos en su contra por posesión de pornografía infantil.
 
A través de su interés por la música folclórica británica, Klein descubrió las comunidades de Wicca y Neopaganas a través de la que fuera su esposa Tzipora Katz. Mientras vivía en la ciudad de Nueva York, se unió al grupo Wicca de la Estrella Azul, donde ya estaba vinculada su esposa, que fue de hecho quien le inició en el neopaganismo llevándole a convertirse en Sacerdote el pasado 1983. Entre 1983 y 1992 Katz y Klein fueron en gran parte los responsables de transformar La Wicca de la Estrella Azul de un clan local a una tradición Wicca con entidad propia. Mientras iban llevando a cabo diversas actuaciones folk a través del país, el matrimonio continuó enseñando la Tradición de la Estrella Azul, iniciando a nuevos adeptos, fundando covens y difundiendo sus enseñanzas a través de cintas de casete. En 1992, después de separarse de Katz, estableció el coven Rose & Antler de la Tradición Estrella Azul. 
 
El juez de distrito criminal Byron C. Williams impuso la sentencia después de rechazar la moción del abogado de Klein que solicitaba un nuevo juicio. El juez declaró ante algunos medios de comunicación de Nueva Orleans que nunca antes había recibido tantas cartas de apoyo y en contra de una posible condena a raíz de un caso judicial.
 
El Juez indicó que “en las cartas, su actual pareja hablaba de su amabilidad, mientras que otras cartas añadían que no representa una amenaza para la sociedad”. Sin embargo, otras cartas señalaban que “la sanación y la redención deberá encontrarla a través del Departamento de Justicia, lo que permitirá que las víctimas y sus familias también pueda sanarse”.
 
Klein, de 62 años, fue declarado culpable el 6 de abril por tenencia de pornografía infantil que involucró a un menor de 13 años. Pero también se presentaron otros 19 cargos por posesión de pornografía infantil con intención de distribuirla. El Juez Williams impuso finalmente una sentencia de 20 años de prisión firme. El Juez ordenó, asimismo, que todas las sentencias se cumplieran al mismo tiempo. Y también multó a Klein a pagar 2.500 dólares y ordenó que en una vez en libertad, lleve un monitor electrónico de tobillo para el resto de su vida.
 
Klein fue arrestado en su residencia de Carondelet Street en marzo de 2014, después que un registro policial del Estado de Louisiana en su apartamento del Lower Garden District descubriera un ordenador portátil que contenía 20 videos que mostraban a niños involucrados en actividades sexualmente explícitas, videos que además se estaba compartiendo en una red entre pares (P2P).
 
El jurado deliberó poco más de tres horas antes de condenar a Klein por todos los cargos en una votación de 11-1. A los miembros del jurado se les permitió escuchar el testimonio de dos adultos que declararon haber sido abusados ​​sexualmente mientras eran niños, en algunas ocasiones bajo el cuidado de Klein hace más de 25 años.
 
La defensa de Klein, aparte de haber solicitado la revisión del caso para su eventual puesta en libertad sin cargos, argumentó también que se dieron presuntos delitos cometidos por varios agentes de policía involucrados en el caso. Todas las pretensiones de la defensa fueron denegadas por el Juez a la luz de las pruebas existentes y al no encontrar verosimilitud suficiente para tales argumentos de la defensa.
 
Otros de los argumentos esgrimidos por la defensa se basó en sostener que habría sido la ex mujer de Klein, la Dra. Tzipora Katz, quien de algún modo habría orquestado la remota instalación de los videos pornográficos en la computadora de Klein sin su conocimiento.
 
Los forenses de la Policía del Estado de Luisiana y el Departamento de Justicia de Luisiana testificaron que no había evidencia de que la computadora de Klein hubiera sido hackeada, añadiendo que los videos habían sido visualizados tan sólo sólo días antes de que el apartamento de Klein fuera registrado por la policía.