Vetan una propuesta de asistencia wiccana dentro de las prisiones canadienses

A inicios de esta semana, se rechazaba finalmente la solicitud que un sacerdote wiccano había presentado a propósito de una licitación dentro del sistema penitenciario canadiense y que se basaba en prestar servicio espiritual entre los reclusos de una prisión de British Columbia a razón de 17 horas mensuales de dedicación (una hora menos que los servicios ofrecidos a la comunidad judía de la prisión, por ejemplo). La remuneración rondaba entre los 25 mil y 50 mil dólares.

Rápidamente, la prensa canadiense se hizo eco de la solicitud wiccana, aunque la oficina del Ministerio de Salud Pública emitiera un comunicado en el que se informaba que no se firmaría ningún contrato de prestación de servicios hasta revisar bien la documentación presentada.