La Federación Pagana promueve una campaña para que se reconozca al Paganismo como religión

 

En octubre de 2010, la Charity Comission reconoció la entidad asociativa del Druidismo, equiparándola con una religión. En ese momento, la Charity revisó positivamente la solicitud de Druid Network, una asociación de unos 350 miembros formada en 2003; Druid Network solicitaba al mismo tiempo que pudieran equipararse a una asociación religiosa, sobre la base del tratamiento que había mostrado la Charity Comission  con la Iglesia de Scientology y la red Centros Gnósticos presentes en UK. El documento del año pasado de la Charity sobre el Druidismo -y de cara a reconocerla como asociación de carácter religioso- se basó en que el Druidismo comportaría la adoración de la naturaleza (tierra, sol, etc.) al mismo tiempo que la creencia en los espíritus de la naturaleza o en guías divinos (Brighid, Bran), junto con una serie de prácticas comunes a modo de rituales (ocho festivales anuales, rituales coincidiendo con fases lunares, gorsedd, etc.).

De acuerdo con cifras del pasado Censo 2001, 42.262 personas de Inglaterra, Walles y Escocia se definían a sí mismas como paganas. En una investigación realizada en 2003 por BBC Inside Out, se cifraba en unos 100.000 los seguidores paganos que se definían a si mismos como druidas. Por su parte, el historiador Ronald Hutton de la Universidad de Bristol publicó un trabajo del se desprendía la cifra de unas 250.000 personas que se definirían como paganos, aunque no estén aún reconocidas como tales en el censo de la UK.

Recientemente, la Federación Pagana Internacional -una asociación cultural que asegura no perseguir fines religiosos ni ofrecer formación religiosa, iniciaciones o rituales- inició una campaña para animar a brujas, chamanes, sanadores, odinistas, druidas y otras personas que se sienten como paganos a que aúnen sus esfuerzos de cara al próximo censo que se realizará en UK y que se definan como paganos. La finalidad es poder legitimar sus prácticas y que el Paganismo sea reconocido como práctica religiosa.