Padres y profesores denuncian la “radicalización ideológica” de un colegio católico

La institución educativa privada Gerson, situada en el distrito 16 de París, está siendo objeto de una inspección educativa debido a su “radicalización ideológica”, según recogen diversos medios franceses estos días. El propósito de esta inspección, según informaba el mismo Departamento de Educación, es “arrojar luz sobre el caso” de la intervención de la entidad  “Alianza Vida” en este centro educativo. La organización Alianza Vida fue fundada en 1993 por Christine Boutin, con el objetivo de luchar contra el aborto y el matrimonio de personas del mismo sexo.

El conflicto arranca justo cuando esta organización fue invitada por el colegio para una charla contra el aborto y la anticoncepción dirigida a las chicas jóvenes. Un profesor del centro indicó que “muchos estudiantes salieron muy molestos”. Según el testimonio de algunas de las chicas que tuvieron ocasión de presenciar la conferencia y que fueron reproducidos por la emisora de radio Europe 1, se habló del “empleo de la píldora postcoital como algo “semi-letal”, a la vez que del aborto como “homicidio voluntario”. Pero según Alianza Vida, estos comentarios recogidos por diversos medios franceses son  “una calumnia, mentiras […] y condenamos enérgicamente este intento de mancillar nuestra imagen y desacreditar nuestro trabajo”, anunciando acciones legales en contra del medio que reprodujo los testimonios. La asociación afirma que “aceptó la invitación” de la Escuela Gerson para llevar a cabo una intervención con los estudiantes, “como ocurre a menudo en diferentes centros […] que nos piden que hablemos de temas como la bioética, las madres de alquiler, personas en dificultades por el dilema de encontrarse ante el aborto, etc.”.