La antigua numeraria del Opus Dei que denunció a dos centros vinculados al movimiento, gana el proceso de apelación

Si bien a inicios de diciembre de 2011, Catherine Tissier, una antigua numeraria del Opus Dei que denunció a la Escuela de Hostelería Donson y al Centro Internacional de Encuentro de Couvrelles, parecía que había perdido la demanda legal interpuesta, recientemente en recurso de apelación la Corte de Apelaciones de París concluyó que ” [ambas entidades] son culpables de trabajo encubierto con ocultación de salario y de actividades con retribución inexistente  o insuficiente por el trabajo prestado por parte de una persona vulnerable o en situación de dependencia”.

De esta manera, la Asociación de Cultura Universitaria y Técnica (ACUT) -encargada de gestionar la Escuela de Hostelería Donson- deberá abonar la cantidad de 75.000€ a la denunciante. Al mismo tiempo, las dos responsables denunciadas -la Sra. Claire de Segonzac (directora de la Escuela de Hostelería Dosnon) y la Sra. Agnès Duhail (fundadora de ACUT)- deberán pagar también individualmente una pena de 3.000€ cada uno de ellas.

La Corte de Apelaciones ha indicado que “junto a la pena económica interpuesta, se difunda un comunicado que establezca que las infraccciones cometidas a las que se refiere el auto judicial se refieren tan sólo a la situación de vulnerabilidad de Catherine Tissier y a su estatuto de numeraria auxiliar en el seno del Opus Dei”.

Sin embargo, en su website francés, la Obra se refiere a que “tras la absolución total en primer instancia, dos responsables de la Escuela de Hostelería Dosnony de  ACUT han sido condenados en recurso de apelación del 26 de marzo de 2013 al pago de una multa por actos relacionados con el derecho laboral”. Y en su homónima española, no encontramos referencia alguna al resultado final de este juicio en contra de dos establecimientos vinculados al Opus Dei y dos personas vinculadas al movimiento.

Tras esta resolución, la denunciante manifestó su satisfacción ante el fallo del Tribunal, debiendo cargar con las costas legales de todo el proceso judicial el mismo Opus Dei.