La antigua numeraria que denunció a un colegio vinculado al Opus Dei pierde el caso

Catherine Tissier, la mujer de 40 años que denunció haber sido forzada a limpiar, fregar y servir un promedio de 15 horas diarias sin días de vacaciones y con una remuneración “casi nula”, perdió su demanda la pasada semana. Un juzgado francés ha concluído que no existe evidencia que la mujer hubiera trabajado todo el tiempo sin remuneración suficiente.

La demandante trabajó durante 13 años para la Escuela de Hostelería Donson y el Centro Internacional de Encuentro de Couvrelles (situado al norte de Francia) como numeraria auxiliar, que es un nivel de adscripción dentro del Opus Dei. En tanto que numeraria auxiliar, hizo votos de obediencia, pobreza y castidad, a la vez que tuvo que cortar sus relaciones con el mundo externo al Opus, trabajando para la Obra sin interrupción hasta los 30 años de edad.