Una ex miembro del Opus Dei interpone denuncia por manipulación psicológica

Catherine T. una mujer francesa ex miembro del Opus Dei, ha interpuesto una demanda en contra de un colegio ligado a La Obra alegando haber sido empleada como sirvienta de hogar de manera ilegal. La denunciante afirma que a la edad de 14 años su familia la inscribió en una escuela hotelera de Francia, escuela que más tarde la denunciante descubriría que estaba gestionada por asociados del Opus Dei. En su denuncia, describe que fue obligada a tomar sus votos y que fue ubicada como sirvienta doméstica sin remuneración económica alguna.

Desde el Opus Dei han desmentido cualquiera de estas acusaciones de la denunciante. Por su parte, la denunciante relata como fue conducida hasta el momento en que se le empujó a tomar sus votos con La Obra, a la vez que describe cómo le asignaron un director espiritual y cómo le indicaban que de ciertos temas mejor no hablar con sus padres.

Durante sus 13 años de pertenencia al grupo, la denunciante afirma que llegaba a trabajar más de 14 horas diarias en servicios domésticos por los cuales se les asignaba una cantidad que más tarde le desaparecía por completo al verse obligada a firmar cheques en blanco supuestamente para cubrir los gastos de alojamiento y manutención. Asimismo, en su denuncia indica que nunca la dejaban sola y que la acompañaban a todos los lados, incluyendo las visitas médicas y siéndole prescrito un tratamiento con tranquilizantes que le dejaban “prácticamente inconsciente”.

El pasado año 2001 sus padres decidieron sacarla del grupo, tras la evidencia de su progresivo deterioro, hasta el punto que llegó a pesar tan sólo 36 quilos. De hecho, ese mismo año interpusieron demanda legal en contra del Opus Dei, alegando empleo de procesos de manipulación psicológica. Tras nueve años de investigación, ahora se citará el próximo mes de septiembre a dos miembros del Opus Dei acusados de abuso laboral, castigos humillantes y no haberla dado de alta como trabajadora doméstica.