La comunidad Ogyen Kunzang Chöling, bajo juicio en Bélgica

El próximo 30 de marzo, la Sala 89 del Tribunal Penal de Bruselas, iniciará un juicio que contiene dos importantes expedientes judiciales contra el movimiento budista Ogyen Kunzang Chöling (OKC), que pertenece a la tradición budista nyingma y cuyo objetivo es “la transmisión y la práctica de las enseñanzas budistas de la tradición tibetana y la realización de todas las actividades que contribuyen al bienestar espiritual y evolución de los seres”.

En dos informes del Parlamento Francés (informe nº 2468 de diciembre de 1995 e informe nº 1687 de junio de 1999) aparecía la comunidad OKC como una “secta orientalista”. En 1997, la Comisión Parlamentaria Belga sobre las sectas había mencionado a OKC como una de las derivas sectarias nocivas activas en su país. Las consecuencias jurídicas de tal informe de la Cámara de Representantes de Bélgica no se hicieron esperar, ya que se llevaron a cabo varios registros en las diferentes sedes del grupo fundado en 1972 por Robert Spatz (también conocido como “Lama Kunsang”), así como de los domicilios particulares de sus líderes.