Mayor atención a los vínculos entre la medicina alternativa y las sectas

Serge Blisko, licenciado en Medicina y antiguo diputado socialista del distrito 13 de París, ha asumido el relevo de George Fenech al frente de la Miviludes (Misión Interministerial de Vigilancia y Lucha contra las Derivas Sectarias). Entre las tareas que encabezará, se encuentra la lucha contra las nuevas formas de comunicación adoptadas por las sectas, especialmente aquellas que se están detectando en el campo de la salud. 

Blisko es presidente del Consejo de Administración del Hospital Sainte-Anne, a la vez que ya tenía experiencia en este terreno al haber vicepresidido una comisión parlamentaria de investigación sobre la influencia de las sectas sobre los menores.

Desde hace varios meses, el punto de mira de la Miviludes se ha centrado en ciertos discursos de algunas organizaciones sectarias que mantienen una actitud contraria a la vacunación, a raíz de la campaña de vacunación contra la gripe H1N1. Los movimientos sectarios critican de las vacunas por un lado su ineficiencia, a la vez que los efectos secundarios.

El riesgo que empieza a evidenciarse es la conjunción de ciertos discursos conspiracionistas con una actitud contraria a la vacunaión. Segúne stas teorías conspiraconistas, las vacunas no habrían sido desarrolladas para ayudar a la pobación, sino para aumentar el poder eocnómico y político.

Pero la negativa a la vacunación no es la única práctica que las sectas están promoviendo. Especialmente, las sectas se han interesado en procedimientos “alternativos”; de hecho,el pasado mes de abril la misma Miviludes publicaba una guía de orientación al respecto. Sin duda, uno de los grupos que siempre han centrado la atención de la Miviludes y otros organismos de vigilancia es Scientology, pero también han proliferado otras propuestas, entre ellas una de las más destacadas aquella que tienen que ver con las propuestas de “la Nueva Medicina”. 

La “nueva medicina” de Ryke Geerd Hamer, ha sido recuperada y adaptada en Francia por Claude Sabbah Francia bajo el nombre de “Biología Total”, que alienta a rechazar el tratamiento convencional. La Biología Total posee numerosos seguidores igualmente en España. El motivo para rechazar los tratamientos convencionales: la idea que todas las enfermedades serían el resultado de un “choque psicológico, por lo que sería posible curar un cáncer sin necesidad de tratamiento médico.

Los adeptos entusiastas de Hamer rechazan la cirugía o la quimioterapia, por ejemplo. Y aunque diversas denuncias llevaron a Hamer a pasar tres años de prisión el pasado año 2004, las teorías Hamer han seguido extendiéndose. 

Pero aparte de la Nueva Medicina, otras muchas prácticas “terapéuticas” también están identificadas por la Miviludes como sectarias. La gama abarca desde propuestas higienistas  hasta otras vinculadas al hinduismo o el neochamanismo, aunque todas ellas pueden compartir riesgos similares para la salud de sus seguidores.