Se celebra un simposio internacional sobre la Nueva Medicina

En los últimos años, han proliferado los remedios alternativos orientados a pacientes con cáncer: desde curar con el jugo de limón, la absorción de la propia orina, las inyecciones de bicarbonato de sodio o la exploración de los conflictos familiares no resueltos en su constelación familiar. Aunque siempre existieron charlatantes y vendedores de humo, la preocupación concreta en los últimos años gira en torno a la influencia de ciertos grupos sectarios en ámbitos de atención o ayuda a pacientes diagnosticados de cáncer.

En uno de sus últimos informes, la Misión Interministerial de Vigilancia y Lucha contra las Derivas Sectarias (Miviludes) señaló  “la nueva medicina germánica” como una de estas desviaciones. Partiendo de las ideas del Dr. Hamer, la Nueva Medicina Germánica o Biología Total, ha desarrollado una teoría por la que todas las enfermedades -incluyendo las más graves como el cáncer- provienen de “los conflictos psicológicos no resueltos” que deben “descifrarse” para lograr la curación.