El líder de Nación del Islam recuerda su “abducción extraterrestre” a propósito de la muerte de Gadafi

Louis Farrakhan, líder de Nación de Islam,  una de las más emblemáticas organizaciones musulmanas de los Estados Unidos, afirmó en un programa de radio de Chicago del pasado martes que condenaba el asesinato del dictador libio Muamar el Gadafi, denunciando al mismo tiempo la participación militar estadounidense en el Medio Oriente y recordando su pretendida abducción extraterrestre en 1985.

A propósito del asesinato de Gadafi dijo en esta entrevista de la WVON-AM que “me siento como si hubiera perdido un miembro muy importante de mi propia familia […] no puedo tomar el asesinato de Gadafi a la ligera, como tampoco podría tomar el asesinato de mi hermano, mi madre, mi esposa o mis hijos a la ligera.”

Farrakhan advirtió a los occidentales que la muerte de Gadafi traerá consecuencias bajo la forma de diversos levantamientos. A la par, afirmó que “la Nación del Islam está de luto por la pérdida de un líder y gran hermano […] el León del Desierto[…] el León de África […] la risa de aquellos que se alegran de su muerte se convertirá en llanto […] su gozo dará paso a la tristeza y a un gran dolor”.

Farrakhan aprovechó esta ocasión para recordar lo que le pasó a él en 1985, cuando según su relato fue abducido por seres extraterrestres que vaticinaron una guerra inminente. Farrakhan añadió que tras esta experiencia extraterrestre el entonces presidente Ronald Reagan anunció el bloqueo de toda relación estadounidense con Libia o Gadafi y que en ese momento entendió que la “guerra inminente” podía referirse a éstos; un año más tarde, estando de visita en Ghana entendió que definitivamente tal profecía se refería a Gadafi, por lo que fue a advertirle y tras su visita se produjo un ataque aéreo estadounidense, lo que confirmó la convicción en su revelación extraterrestre “Gaddafi se salvó y entonces supe que Dios me había dado un hermano, así es como empezó nuestra relación”.

En la misma entrevista de prácticamente dos horas de duración, Farrakhan acusó al presidente de los Estados Unidos de ser un “asesino”.

Nación del Islam es un movimiento nacido en los Estados Unidos cuyas principales doctrinas se apartan radicalmente del islamismo tradicional. Se estima que pueden existir entre 30.000-50.000 seguidores, radicados principalmente en los Estados Unidos, aunque el movimiento se haya extendido por Francia, Canadá o el Reino Unido, entre otros países.

En nuestro país, el presidente de la Junta Islámica, Mansur Escudero, que fue co-fundador de la Comisión Islámica de España y su Secretario General hasta 2006, así como presidente de la Federación Española de Entidades Religiosas Islámicas (FEERI) hasta 2002, estrechó los contactos con Nación del Islam desde hace cuatro años.

De hecho, la Junta Islámica y la Nación del Islam mantienen estrechos vínculos derivados de la pertenencia de ambas a la más importante organización islámica del mundo, el Liderazgo Popular Islámico Mundial, con sede en Trípoli (Libia), de cuya Junta Directiva son miembros tanto Mansur Escudero como Louis Farrakhan.