El Movimiento Raeliano interpone recurso ante una decisión de la Corte Europea de Derechos Humanos

La rama suiza del Movimiento Raeliano solicitó el pasado miércoles a la Corte Europea de Derechos Humanos que revoque la prohibición de colgar carteles del grupo en donde se representa la bienvenida a los extraterrestres. Las autoridades del cantón suizo de Neuchâtel prohibieron el pasado 2001 que se colgaran estos carteles por la calle, en donde también aparece una dirección web y un teléfono.

Aunque las autoridades de otras partes de Suiza permitieron a los raelianos colocar estos los carteles, las autoridades de Neuchâtel consideraron que la publicidad representaba una amenaza para el orden público debido a que los raelianos promueven la clonación humana y “geniocracia”, un sistema donde los líderes se escogen según su nivel de inteligencia. Las autoridades también remarcaron la ambigüedad en cuanto a las declaraciones de los raelianos sobre la paidofilia.

La Corte Suprema confirmó esta prohibición y en enero de este año el Tribunal Europeo de Derechos Humanos la ratificó. Sin embargo, el abogado de los raelianos Elie Elkaim argumentó ante los jueces que la clonación no es ilegal. Dijo que el movimiento raeliano ha condenado repetidamente cualquier acto de paidofilia. Asimismo, dijo que es una contradicción en si mismo el hecho que se les prohíba un cartel en donde se anuncia la llegada de extraterrestres pero que por el contrario no se les cancele su página web o se disuelva el grupo por los mismos motivos.

Sin embargo, el abogado de las autoridades suizas Frank Schurman dijo que “una cosa es visitar la página web por casualidad o por interés personal, y otra muy distinta colgar un cartel en la calle que busca atraer la atención de un público más amplio”, añadiendo que también existe “un verdadero problema con las tendencias sexuales de algunos de los miembros del movimiento raeliano”.