Shifu y la neuroplasticidad resiliente

El pasado jueves arrestaron en Bombay  a Sunil Sadashiv Kulkarni, un hombre de 53 años que se presenta como psiquiatra y dirige la organización “Shifu Sunkriti”, por presuntos delitos relacionados con el tráfico de personas, falsedad documental, engaño, obscenidad y violación de la Ley de Tecnología de la Información.

Un día antes, el Tribunal Supremo había escuchado las peticiones de tres familias que alegaban que Kulkarni había inducido a sus hijas – cuatro mujeres de veintipocos años – a tomar drogas y que les llevó a romper con sus familias. Varios de los jóvenes que vivían con Kulkarni han cortado la comunicación con sus familias. Abandonaron sus estudios y amenazaron con suicidarse cuando los padres pensaron acercarse a la policía. Incluso presentaron una denuncia contra sus padres, alegando abuso familiar y retención involuntaria.

El abogado de las familias argumentó ante el Tribunal que de hecho ya existían quejas en la policía en relación al grupo, pero que se hizo caso omiso. Eso condujo a que los jueces Ranjit More y Anuja Prabhudessai tomaran medidas contra la policía por no haber hecho nada ante esas denuncias.

Junto a todo ello, el fiscal RY Suryavanshi ha inicado que Kulkarni prescribía sedantes a sus seguidoras, sobre todo entre los 18 y 25 años de edad, con el pretexto de “tratarlas”, influyendo así en las jóvenes para que aceptaran mantener relaciones sexuales con él para “trabajar su neuroplasticidad resiliente”.

El escrito de la acusación indica además que Kulkarni tenía antecedentes criminales.  Kulkarni fue arrestado en Nueva Delhi en 2016, cuando una chica de 17 años lo acusó de violarla durante dos años después de prometerle una carrera en Bollywood. Fue acusado bajo la Ley de Prevención de Delitos Sexuales Infantiles (POCSO) y una vez le concedieron la fianza cambió de residencia a Bombay. Un año antes había sido arrestado también en Nueva Delhi tras haber estafado económicamente a varios padres bajo la promesa de llevar a sus hijos a colegios de prestigio. Junto a estos delitos, acumulaba otros por falsificación de documentos.

Tras el registro realizado en la vivienda de Kulkarni en Bandra, se encontró un video de contenido sexual en el teléfono de Kulkarni, así como en su pendrive. Se sospecha que el hombre y la mujer del vídeo pudieran ser residentes de Delhi, donde Kulkarni vivió por un tiempo. Al mismo tiempo, y fruto de los registros, se encontraron diversas tarjetas de crédito a nombre de otras personas.

Kulkarni había llegado a establecer un grupo estable en torno a su persona. El grupo funcionaba desde una página de Facebook. Unirse a esta página era tan fácil como dejar el número de teléfono en el foro. Kulkarni llamaba a los que habían dejado sus números y les informaba sobre Shifu Sunkriti.

En las plataformas de diversas redes sociales, Kulkarni se describía a sí mismo como “un psiquiatra médico, clínico y psicólogo organizacional, corporativo, motivacional y entrenador de salud positiva”. En algunos documentos requisados Kulkarni asegura haber estudiado Medicina en el Colegio Médico Indira Gandhi Govt de la Universidad de Nagpur, mientras que en su perfil de LinkedIn aseguraba que había completado su doctorado en la Universidad de Pune.

Junto a su fraudulenta presentación profesional, planeaba abrir un canal de TV sobre moda; el pasado mayo de 2016, Kulkarni tweeteó a través de su cuenta personal: “estamos lanzando un nuevo canal de televisión prometedora, la IFTV Indian Fashion Television. Invitamos a apoyar”.

En una entrevista con Mumbai Mirror, Kulkarni aclaró que “Shifu Sunkriti no es una organización; Es [su] nombre místico. Shifu significa el , Sunkriti significa Sun <razón> + Prakriti. Para propagar sus ideas, creó su página de Facebook y una página regularmente actualizada de Google+ bajo el mismo nombre, a través de la cual invitaba a formarse en “la neuroplasticidad resiliente”. Bajo este concepto, y según explicó la semana pasada a Mumbai Mirror, entendía algo así: “es una conexión total de un cerebro al cuerpo a través de la médula espinal, a través de la energía eléctrica y a través de las glándulas endocrinas, que es básicamente energía química. Cuando todo esto se junta, nos conectamos a nosotros mismos. Para hacer eso, tienes que desnudarte físicamente ante ti mismo y luego mirar tu cuerpo, ser amiga de tu cuerpo, entonces realmente te desnudas emocionalmente”.

Con prácticamente unos 400 seguidores en su canal de Twitter, sus publicaciones hablan del “despertar de la vida futura, de los formadores del alma y la energía dual de hombres y mujeres”. La página de Facebook del grupo fue lanzada el 23 de septiembre del año pasado y ahora tiene 4.496 miembros. El perfil Linkedln de Sunil Kulkarni sugiere que es el Presidente de un “Centro de Neuroplasticidad Resiliente”, sin dirección ni signo digital de existencia. Además, el supuesto Centro de Auto Resiliencia Shifu Sunkriti, donde se celebraron algunos eventos, tiene la vaga dirección de “Bandra, Mumbai Suburban”.

En su perfil Linkedin, Kulkarni afirma que trabajó como Director en la Universidad de Sharda de marzo de 2008 a marzo de 2013, mientras que en su perfil en Meetup.com afirma que ocupó el cargo de Pro-Chancellor. Hablando a Times of India la semana pasada, Kulkarni sostuvo que también era director de Amity Business School. De hecho,  Kulkarni aseguró ser Consultor, Director o Profesor de diferentes instituciones, colegios o escuelas tales como: el IMT, Ghaziabad, DIM, Nueva Delhi, MDI, Gurgaon, Fore School Management, Delhi, Symbiyosis Management Institute, ITS Ghaziabad, Tata Management, YCADA, Pune, Instituto Manipal de Ciencias Médicas, Sikkim, Colegio Médico, Dehradoon, Escuelas Internacionales Starex, Delhi y otras. Todos ellos, datos profesionales completamente falsos según se desprende de la investigación en marcha.

La policía ha indicado que utilizaba las diversas redes sociales para atraer a las mujeres jóvenes, invitándolas a formar parte de la industria de la moda. Además, en su perfil de Twitter prometía “técnicas de neuroplasticidad resiliente” gratuitas y un “retiro de la naturaleza – un reino para la visión emocionalmente desnuda”, ofreciendo dinero y libros gratis a cambio de reseñas de libros.

La página del grupo en Facebook contenía mensajes provocativos y sexualmente explícitos. La mayoría de las imágenes provocativas de su espacio en Facebook vienen seguidas de largos subtítulos y clichés acerca de los chakras, las relaciones, la salud mental, el alma o la neuroplasticidad resiliente. Hay incluso una serie entera de fotografías en cinco partes en donde se describe los diversos tipos de placer que puede experimentar el hombre en función del tipo de yoni (vagina) de la mujer.