Las sectas y la alimentación saludable

Según un reciente estudio llevado a cabo por Marion Goldman, de la Universidad de Oregon, desde la popularización de granola orgánica y la puesta en marcha de cadenas de restaurantes vegetarianos, diversos movimientos considerados sectarios han introducido cambios duraderos en la dieta de muchos americanos e incluso europeos, aún desconociendo el origen de los alimentos que están comiendo. Goldman presentó los resultados preliminares de su estudio sobre el tema en la reunión del pasado mes de noviembre de la Sociedad para el Estudio Científico de la Religión en Indianápolis.

La socióloga indicó  que algunos de estos movimientos han contribuido la innovación de la cocina popular, introduciendo a los estadounidenses a los nuevos enfoques. Por ejemplo, el Centro Zen de San Francisco adquirió una panadería durante la décadade los sesenta que empezó a importar pan especial a la Costa Oeste y el resto de los EE.UU. Otro movimiento, la Granja, una comunidad radicada en Tennessee, comercializa el primer tempeh comercial, un producto alimenticio de soja que ahora se encuentra en casi todos los supermercados habituales.