Investigan a la reencarnación de Leonardo da Vinci

Tras una demanda interpuesta la semana pasada por Lance Martin, en la que se especificaba que el Colegio de Medicina Universal había violado las leyes caritativas para recaudar fondos, la New South Walles Office of Liquor, Gaming and Racing ha indicado que “ya se ha completado una evaluación inicial y abierto una investigación […] además, la demanda  contiene graves acusaciones que apuntan a transgresiones de las leyes de recaudación de fondos caritativos, por lo que será enviada a la policía para su consideración”.

La demanda de Martin argumenta que las prácticas de la Medicina Universal provocaron la ruptura de su matrimonio en 2011, después que su esposa se involucrara con el grupo el pasado 2009.

Otros antiguos clientes se han sumado a la denuncia, como Matt Sutherland o Esther Rockett, según recogía hace unos días The Sunday Telegraph. Ésta última, una mujer de 45 años, fue a ver a Serge Benhayon, impulsor de la Medicina Universal de la mano de un amigo el pasado 2005.  “Soy acupuntora, así que tengo la mente abierta […] tuve tres o cuatro sesiones de sanación con Benhayon donde él puso sus manos en mi cuerpo mientras me acosté vestido sobre una camilla, me dijo que vaciara mi mente […] en mi última visita, Benhayon sugirió hacer una “lectura de ovarios”. Claro, yo no sabía lo que era, pero no sonaba bien. Deduje que sería un tipo de lectura psíquica […] aunque luego, con las manos en la parte baja de mi abdomen, empezó a especular sobre mis relaciones con los hombres a partir de los cuatro o cinco años […] y trabajando a través de diversas edades, al azar, me dijo que un hombre me había defraudado, no estaba allí para mí, me torturó, etcétera”.

Después de esa visita, la señora Rockett denunció el incidente a la HCCC en 2012, pero se le indicó que el código de conducta para los profesionales de la salud no registrados había entrado en vigor en el 2008 y que por tanto no podía aplicarse retroactivamente. Por su parte, el grupo niega tales acusaciones y otras muchas que han ido apareciendo en los últimos años, poniendo en marcha un blog en donde se defienden de las acusaciones de antiguos clientes y practicantes.

El caso de Matt Sutherland empezó cuando su compañera Sarah abandonó el alcohol y Sutherland pensó que la Medicina Universal debía ser una buena cosa. Pero no pasó mucho tiempo antes de que quedara “aspirado” por un movimiento que controlaba toda su vida. El Sr. Sutherland, un chef de 45 años de edad, se involucró después de mudarse a Bangalow con Sarah y sus dos hijos en 2008, “pensé que era inofensivo y que podía ayudarla con el alcohol […] después de mi segundo retiro acabé por pensar que todo eso era una porquería […] se hace llamar Maestro Descendido […] terminó por controlar todos los aspectos de nuestras vidas: lo que comíamos, lo que vivíamos, sólo se nos permitía escuchar música producida por el sello de música gloriosa y nos dijo cómo tener relaciones sexuales “.

El Sr. Sutherland indica que se dejó unos 15.000$ en seminarios, a los que solían asistir entre 300 o 400 personas, a unos 1000$ por cabeza, “al final de la sesión, la caja ascendía a unos cuatrocientos mil dólares […]  la enseñanza central era que todo era energía, incluso la comida […]  somos energéticamente puros a causa de lo que comemos y el modo en que vivimos, los demás viven en un estado impuro. No se puede pasar por delante de un bar, por ejemplo, porque entidades malvadas se adhieren al alcohol y diversas entidades malignas pueden llegar a entrar en nuestros hijos si bebemos alcohol. Básicamente, todo aquello era una locura “.

Serge Benhayon insiste en que es una reencarnación de Leonardo da Vinci, habiendo recaudado más de medio millón de dólares con una licencia caritativa que le otorgó el gobierno de Nueva Gales del Sur en julio de 2012 para abrir un centro educativo. El ex entrenador de tenis en quiebra, sin formación médica, puso en marcha sus cursos de Medicina Universal en torno a 1999 en donde debía abrirse un centro educativo, lugar en el que ahora enseña su así llamada “Medicina Esotérica”.

Benhayon decidió convertirse a curandero después de recibir una “impronta energética”, por la que insta a sus seguidores a evitar la energía negativa de queso, el alcohol o incluso los tampones. Según diversos testimonios, el masaje de esotéricos de los pechos femeninos puede ayudar a “curar muchos problemas como los períodos dolorosos, ovarios poliquísticos, endometriosis, distensión abdominal y premenstrual y los síntomas de la menopausia”.

Según ellos mismos “el objetivo de la Universidad es enseñar, educar continuamente en el presente para que todos los hombres y mujeres alcancen la comprensión de las leyes energéticas inmutables y las ciencias que rigen toda la vida universal , así como la vida que todo ello implica”. Sin embargo, la demanda de Martin afirma que el grupo obtuvo unas ganancias de entre 60.000 – 70.000$ en concepto de “retiros” y “tratamientos” en los tres años previos a su separación. En sus palabras, “con el tiempo, tomaron control de cada parte de su vida: la alimentación, el sexo, sus actividades, las amistades y todo lo que leía”.

Benhayon creó el Colegio de Medicina Universal como una “institución caritativa reconocida por la Oficina Australiana de Impuestos”. También creó la Asociación de Practicantes Esotéricos para que sus estudiantes pudieran graduarse con una acreditación creada por él mismo. Dirige cursos que pueden variar en precio desde los 120$ por día, a los retiros de fin de semana que cuestan hasta 1000$. El pasado año 2012, llegó a realizar un curso por importe de 36.000$. Los tratamientos de masajes esotéricos de los pechos cuestan alrededor de 70$. La organización ha recaudado más de 548.000$ para construir una escuela en las tierras del señor Benhayon y según indican en su propia web: “el edificio, que se convertirá en la Facultad de Medicina del Centro de Medicina Universal de Australia, está situado en seis acres en un hermoso valle verde, a 10 minutos de Goonellabah y a 25 minutos del aeropuerto de Byron/Ballina”.

Benhayon ha indicado que sus críticos mienten, a la vez que niega cualquier referencia a funcionar como una secta y añade le están haciendo “cyber-bullying”. En sus palabras, “en 1999 empecé a hablar del hecho energético conforme gran parte de nuestro malestar actual es fruto de nuestros propios estilos de vida y de la importancia de hacer frente a nuestras heridas y no seguir presionando sobre ellas, por difícil que ésto llegué a resultar […] muchos clientes han respondido a estos principios tan simples y hoy en día disfrutan de la vitalidad, la alegría y el amor verdadero en sus vidas […] ni una sola persona puede ser persuadida, coaccionada o lavado su cerebro en contra de su propia voluntad”.

Un comunicado del Departamento de Defensa de la Competencia (NSW Fair Trading), dijo que están “evaluando actualmente el material presentado” e instó a los consumidores que tengan preocupaciones acerca de sus relaciones con la Medicina Universal o Serge Benhayon, de contactar con ellos telefónicamente o presentar quejas en línea.

___________________________________________