El fundador de la Medicina Universal crea una “Facultad” en medio de numerosas denuncias de familiares y ex miembros

En una entrada anterior hablábamos de la Medicina Universal de Serge Benhayon, fundada a finales de los noventa por un antiguo entrenador de tenis que salía de la bancarrota por impagados en un centro de tenis de Sydney. Benhayon, que asegura ser Leonardo da Vinci reencarnado, ha logrado amasar intereses en bienes por valor de  7.4 millones de dólares y posee una empresa que por lo menos le renta unos 2 millones al año.

Pero el grupo ha sido criticado por familiares de adeptos a la Medicina Universal, quienes aseguran que el señor Benhayon tiene una influencia poderosa sobre sus miembros, tanto sobre su dieta, el sueño, el ejercicio, la música que escuchan o su comportamiento sexual. Los familiares que han hablado con la prensa indican que las familias que se han visto afectadas ascienden a unas 42.