Un productor de cine vincula los suicidios de dos modelos rusas con su participación en seminarios de “crecimiento personal”

Según recogía Newsweek a inicios de este mes, el productor ruso de cine Peter Pomerantsev -afincado desde hace años en Inglaterra- ha vinculado en el transcurso de la preparación de un documental el suicidio de dos modelos rusas con la organización llamada “La Rosa del Mundo”. De acuerdo con éste, el programa de estos seminarios tan en boga en algunas regiones de Rusia, se basa claramente en el modelo de Lifespring, ofreciendo sus cursos “para el desarrolo personal” .

El cineasta se introdujo en los seminarios de la Rosa del Mundo con cámara oculta, refiriendo su experiencia en los siguientes términos “una vez dentro de los seminarios de la Rosa…tan sólo hay oscuridad y gritos…todo parece estar diseñado para golpear a la conciencia…y suspender el espíritu crítico…es entonces cuando aparece tu “coach vital” para ayudarte…y habla tan rápido que te sientes muy confuso…el micrófono está además a un volumen ensordecedor”.

Los participantes pagan unos 1000 dólares por tres días de seminario intensivo en los que se lleva a las personas a confesar “sus peores experiencias en la vida…muchos acaban relatando abusos terribles por parte de los padres o incluso abusos sexuales” porque supuestamente eso les ayudará a “crecer emocionalmente”. Pomerantsev añadió “fueron tres días de alaridos, recuperar falsos recuerdos, meditación combinada con danza y movimiento, todo ello seguido de una catarsis de lloros y el éxtasis”.

El modelo estos seminarios es el clásicamente utilizado por grupos como Lifespring o Landmark Education, de los cuales han derivado numerosos grupos con diverso nombre pero con la misma estructura, como es el caso por ejemplo de los seminarios PIDE que se imparten actualmente en el sur de España.

Los seminarios de este estilo han sido criticados a menudo por el autoritarismo que lleva a los participantes a doblegar su voluntad, a la vez que la creación de un entorno artificial muy euforizante y que se combina con el control de tiempo y las relaciones, mecanismos éstos que han sido relacionados en numerosas ocasiones con el sectarismo. Aparte, al igual que ha documentado el cineasta con las dos modelos, se ejerce una presión considerable para anular el pensamiento racional y se empuja a las personas a tomar decisiones sin suficiente información (formar cursos por adelantado, por ejemplo).