La Miviludes alerta sobre riesgos del 2012

Recientemente, el presidente de la Miviludes Georges Fenech, alertaba a las autoridades públicas y al primer ministro de Francia acerca de los riesgos que comportan algunos discursos sectarios por lo cercanos que podrían estar a la idea del Apocalipsis que han anunciado para diciembre del 2012.

De acuerdo con los datos recabados por la agencia francesa, tan sólo el pueblo de Bugarach sobreviviría al cataclismo del 2012. Fenech remarcaba asimismo la importancia de la implantación de la Escuela de Iluminación Ramtha, cuya líder Judy Zebra Knight asegura estar en contacto espiritual con un antiguo guerrero de Lemuria que supuestamente luchó contra los habitantes de la mítica Atlantis, hace ya unos 35.000 años.

La Miviludes indica que Z. Knight habría hablado sobre los futuros sucesos del 2012 ante cientos de seguidores americanos. La coordinadora de la Escuela de Iluminación Ramtha en Francia, Valerie Sautereau, niega que el grupo sostenga doctrinas apocalípticas, negando asimismo cualquier vínculo con el pueblo de Bugarach.

En la actualidad estiman que pueden existir unos 2,5 millones de páginas web dedicadas al tema de las profecías que hablan sobre el fin del mundo para diciembre de 2012. Gran parte de ellas se fundamentan en interpretaciones del calendario maya, otras vaticinan sucesos a nivel geológico u otros fenómenos astrofísicos.

Por su parte, la NASA ha hecho público un comunicado en el que desmiente cualquier atisbo de veracidad a tales cálculos. La presidenta de la sociedad francesa Suicide Ecoute, Isabelle Chaumeil Gueguen, dijo que la asociación  hasta el momento no ha recibido llamadas “relacionadas con el Apocalipsis del 2012”. A su vez, la presidenta de esta asociación de ámbito francés especializada en ofrecer teleasistencia las 24 horas del día a personas en riesgo de suicidio, indicó que “ciertamente, las personas mentalmente inestables podrían responder de forma dramática ante las noticias de los medios de comunicación […] si el tema empieza a ser mencionado más frecuentemente, es de esperar que recibamos llamadas”.