Un senador australiano propone la creación de una agencia gubernamental dedicada al seguimiento de las sectas

El senador de Australia Meridonial Nick Xenophon anunció hace unos días su propósito de estimular la creación de una agencia gubernamental “dedicada a monitorizar y controlar las actividades de las sectas en Australia”. Al mismo tiempo, insisitó en la necesidad de reformas legislativas que contemplen “la vulnerabilidad ante la actividad sectaria” y que la Australian Competition & Consumer Commission estudie las medidas de protección necesarias.

De acuerdo con declaraciones del mismo Nick Xenophon, este organismo de vigilancia se basaría en el modelo establecido por la agencia francesa MIVILUDES, operativa desde hace una década. Según Xenophon, “la MIVILUDES ha recibido soporte bipartito y provee de asistencia y soporte a aquellas personas afectadas por las sectas […] existe evidencia que la actividad sectaria ha sido significativamente limitada desde que existe tal agencia de vigilancia”.

Por su parte, representantes del Gobierno australiano han expresado sus dudas acerca de la capacidad constitucional australiana para poner en marcha una agencia de vigilancia sobre las sectas.