Las sectas en las universidades

La Universidad ha sido desde hace años un lugar para que las sectas extiendan sus propuestas, especialmente entre aquellos alumnos de primeros años que aún pueden andar algo perdidos con respecto a su orientación profesional. No es infrecuente encontrarse los tablones de las facultades repletos de folletos anunciado falsos psicoanálisis ofertados por grupos más que dudosos, otros promocionando pases de diapositivas gratuitos o cursos de filosofía “al alcance de todos” o bien encontrarse a algún adepto repartiendo publicidad sobre su grupo o alguna revista de contenidos pretendidamente políticos.

A pesar de los esfuerzos que se han realizado en informar a la población, muchos de los actuales alumnos no parecen ser conscientes del riesgo que pueden comportar algunos grupos.  Han pasado ya unos cuantos años de sucesos dramáticos que sensibilizaron a la población y el modo de hacer de las sectas ha cambiado sustancialmente en estos últimos años, pero en general el fenómeno tiende a banalizarse y relativizarse.

La Universidad de Osaka es conocida en Japón por ser una de las universidades pioneras en abordar la cuestión de las sectas en ese país en los curricula de sus alumnos;  de hecho, entre algunos de sus licenciados salieron miembros de Aum implicados en el ataque con gas sarín en Tokio y otra en Matsumoto en 1994, lo que sin duda sensibilizó desde entonces a esta universidad, como a otros sectores sociales y religiosos del Japón.

Toshiyuki Tachikake, profesor asociado de la Universidad de Osaka, impartió a principios de mayo un curso obligatorio sobre diversos aspectos de la vida universitaria para estudiantes de nuevo ingreso en la Universidad de Osaka. Al mismo tiempo que problemas asociados al uso del alcohol y las drogas, Tachikake y sus colegas dedicaron una parte importante del curso a los riesgos de las sectas.

Tachikake dijo recientemente a Japan Times que “es la responsabilidad social de la universidad, evitar que los estudiantes puedan ser reclutados por sectas”. Al mismo tiempo que respetan la libertad religiosa, remarcan que “continúan existiendo numerosos grupos pseudoreligiosos que se identifican como clubs deportivos, musicales o de voluntariado […] hay muchos grupos camuflados por ahí”.

En Francia, en la Universidad París V, se imparte hace tres cursos el Diploma Universitario en Influencia Sectaria y Procesos de Vulnerabilidad, compuesto de ocho módulos de tres días cada uno, por un total de 148 horas que terminan con un examen escrito y una disertación. Los alumnos: policías, responsables del mundo asociativo, profesionales, personal de la universidad, etc. Este título de postgrado es único en Francia, aunque contrariamente a lo recogido por diversos medios franceses estos últimos días, lo cierto es que lleva años impartiéndose; empezó en la Facultad de Medicina Lyon I desde el pasado 2002 y en la actualidad se imparte en colaboración con la Miviludes en París V, en el área del Laboratorio de Ética Médica dirigido por Christian Hervé, desde hace ya algunos años por cierto.

En nuestro país, tanto el grupo de investigación ligado al profesor Rodríguez-Carballeira de la Universidad de Barcelona, como el de la Universidad Autónoma de Madrid ligado a Almendros y Carrobles, hace ya algunos años que imparten módulos de formación a los estudiantes universitarios; al igual que el profesor Cuevas-Barranquero en la Facultad de Psicología de la Universidad de Málaga y vicepresidente de la AIIAP.

El próximo mes de julio, en el marco de la Facultad de Derecho de la Universidad de Barcelona se impartirá el curso de verano de una semana de duración sobre la psicología jurídica en la lucha contra las sectas destructivas, en el que participarán reconocidos especialistas en la ayuda a personas afectadas.

La relevancia de la formación de los estudiantes en temas relacionados con sectas es a día de hoy más importante aún si cabe, más teniendo en cuenta que en los últimos años ciertos movimientos se han acercado a académicos para obtener informes favorables o al hecho que se han introducido algunos cursos a nivel de postgrado cuyos profesores están vinculados a estos movimientos.