El FBI investiga a Scientology por denuncias de tráfico de personas, esclavitud y violencia

El FBI está investigando a Scientology -calificada como secta en diversos países- desde hace aproximadamente un año, por supuestos delitos de tráfico de personas, esclavitud y violencia. De acuerdo a un reciente artículo publicado en The New Yorker, el FBI estaría también investigando otros delitos relacionados con David Miscavige, responsable del Centro de Tecnología Religiosa de Scientology así como actual líder de Scientology a nivel internacional.

Diversos ex miembros de alto nivel de Scientology interrogados por miembros del FBI, han denunciado abusos sistemáticos y violencia física por parte de David Miscavige. De hecho, las alegaciones de abusos físicos reiterados por parte de David Miscavige empezaron a darse el pasado 2009 y según diversas fuentes el FBI no se quedó del todo satisfecha con la versión ofrecida por los portavoces de Scientology que venían a indicar que tales denuncias habrían sido promovidas por ex miembros descontentos.

Gran parte de los testimonios apuntan hacia Gold Base, centro neurálgico del grupo que se encuentra situado en el desierto de California y que es lugar en donde residen numerosos miembros de la Organización del Mar, el “grupo de elite” para los más jóvenes; allí, y de acuerdo a la experiencia de diversos ex miembros de la Organización del Mar, se estimularía la violencia física como medida disciplinaria. Muchos de los testimonios de ex miembros hablan de “reeducación mediante el castigo físico”. Un estudio publicado hace algunos años por Steven Kent, renombrado sociólogo especializado en sectas, apuntaba justamente en la misma dirección.

Algunos de los ex miembros refiere que una de las medidas disciplinarias para aquellos que critican o dudan de Scientology, es ser enviado al “Agujero”, un lugar dentro del recinto de limitadas dimensiones en donde se juntan entre 80 y 100 personas para pasar horas y horas en un contexto de confesiones públicas acerca de sus dudas. Marty Rathbun declaró el pasado mes de julio que en una ocasión David Miscavige organizó un juego brutal con sillas musicales en el cual el ganador tendría el “privilegio” de permanecer en Gold Base; el juego terminó con peleas físicas entre los miembros en el Agujero para alcanzar el premio prometido. Marc y Claire Headley, ex miembros de la Organización del Mar, testificaron recientemente en un caso legal contra Scientology que se vieron obigados a trabajar forzadamente durante 20 horas seguidas como medida disciplinaria; al mismo tiempo, la Sra. Headley testificó que fue obligada  abortar su bebé.