Los servicios magnéticos de Kryon

Sabine Wenig (“Sangitar”) estuvo al cargo del último festival bianual de Kryon, que este año se celebró en una ciudad alemana. En un ambiente concurrido, con unos aproximadamente 2.000 asistentes, Sangitar dijo por micrófono: “Soy Jesucristo, el Hijo de Dios […] juntos alcanzaremos el nuevo Santo Grial […] el Santo Grial se encuentra en Hawai, en Maui, en lugares cristalinos donde viven los delfines”. Con voz monótona y en medio de un ambiente expectante, los adeptos de la Escuela Kryon vuelven a reunirse en su Festival Anual, esta vez en torno a la canalizadora Sangitar que a veces habla por boca de Kryon, otras por boca de Melek Metraton y aún otras por boca de Jesucristo mismo.

El nombre de “Sangitar”, según ella misma, le fue concedido por sus Padres Cósmicos. Si el recién llegado desea conocer “su nombre cósmico“, previo pago de 40€ podrá obtenerlo (a la vez que esta cuota da derecho a que la médium te canalice el nombre de sus Padres Cósmicos y su misión en la vida). Y si el neófito se interesa por ser alumno, tras abonar su cuota, podrá acceder a los 48 Pasos del Despertar o bien a los pasos de SOL´A´VANA online. Con estos Pasos -cuyo precio final ronda los 1.000€-  la persona se convierte en “Trabajador de la Luz”, personas supuestamente más preparadas para el cambio de conciencia y para el acceso a un nivel de conciencia superior. Pero si la persona ni se decanta por los Pasos presenciales ni online, siempre le queda el recurso de pasarse por la tienda online y hacerse con alguno de sus productos, aunque sea los packs del “fino arte de la magia” (a unos 400€), CDs de meditación (entre 80-90€),  piedras energizadas (entre 90-120€) o productos de la línea de cosmética de luz (cuyos módicos precios oscilan entre los 90€-300€).

El producto estrella: “TABA’TES – El Alimento del Nuevo Tiempo, un producto que ayuda al adepto a aprender a “vivir de la luz”, procedimiento no extento de riesgos como hemos podido ver a propósito del Respiracionismo, pero que promete a sus seguidores “resultados de sanación espectaculares”. Además, para que sus practicantes puedan encontrarse, se pudo en marcha Momanda, una red social para personas con “inquietudes holísticas”, web que está registrada a nombre de Bernhard Keller y que junto a Sabine Wenig posee la marca comercial.

Según datos ofrecidos por Merkur,  el pasado año 2005 Kryon obtuvo unos beneficios de netos de  17.547, 31. Y el ejercicio del pasado 2011 los ingresos ascendieron a uno 1,2 millones de euros con un beneficio neto de 420.424, 64 €.

La Escuela Kryon es un movimiento originario de los Estados Unidos, de tipo sincrético, con fuertes componentes de new age, cristianismo e hinduismo entremezclados, sobresaliendo especialmente las prácticas en torno a la canalización (mediumnismo).

La Escuela Kryon fue fundada por Lee Carroll -antiguo economista reconvertido a canalizador- quien asegura que desde 1989 recibe mensajes de la entidad Kryon, “una entidad que proviene de los servicios magnéticos” y que supuestamente estaría la servicio de ayudar a reconstruir un campo magnético de la Tierra que sería necesario para una correcta evolución espiritual de la Humanidad. En sus palabras, “actualmente, en la Tierra, hay nueve entidades canalizando el Kryon. Hay muchas otras, muchísimas, que acuden para traer el mismo mensaje (el mensaje del poder del que disponen ahora debido al desplazamiento que estoy creando)”.

En uno de sus últimos libros, Carroll describe a Kryon como “una entidad angélica de amor que proviene de La Fuente (el “Sol Central”) y que pretendidamente habría estado en la Tierra desde sus orígenes, perteneciendo a la misma familia que el Arcangel San Miguel.  De acuerdo con Carroll, todos sus libros (unos doce por el momento, más otros tres en los que colabora y en donde se aborda el tema de los “niños índigo”) pretenden “ayudar a la persona a acceder a un nivel vibratorio mayor”.

En sus libros se refirió, igualmente, a “la transición del 2012”, apuntando ya no a un fin del mundo sino más bien a “una apertura de energía arquetípica que abrirá nueva vías a la mente colectiva”. No obstante, desde sus inicios, Kryon no ha cesado de ofrecer fechas de “grandes cambios”, a la vez que el pasado 1996 sus miembros aseguraron que ek grupo habría detenido el choque de un asteroide contra la Tierra.

Lee Carroll, junto con Jan Tober, fundaron pronto los “grupos de luz”, desarrollando una actividad importante desde el punto de vista comercial: venta de artículos, libros, terapias (magnetismo, EMF Balancing, reiki, etc.), una revista (Kryon Quarterly) …  e incluso disponen de un estudio de TV en California. Se estiman unos beneficios económicos importantes como resultado de las actividades vinculadas a Kryon.

El término de «niños índigo» aparece por primer vez en el libro de Nancy Ann Tappe publicado en 1982 “Understanding Your Life Through Color”, una médium autoproclamada que asegura tener la capacidad para ver el aura de las personas; de acuerdo con esta médium, empezó a notar que muchos niños nacían con auras de color índigo hacia fines de la década de 1970. La misma idea fue años más tarde popularizada por el libro The Indigo Children: The New Kids Have Arrived (1998), escrito por el matrimonio formado por el médium Lee Carroll y su esposa Jan Tober. Lee Carroll afirma que el concepto lo obtuvo “conversando telepáticamente con la entidad Kryon”, aunque su esposa reconoce una amistad de antaño con la mencionada médium que inventó el término.

Los “niños índigo” mostrarían supuestas características como una mayor intuición, espontaneidad, rechazo a una moralidad represora y una gran imaginación, añadiéndose frecuentemente también a tales capacidades supuestos dones paranormales, o poderes sobrenaturales e incluso la capacidad de sanación. Los “niños índigo” (o “niños cristal”) se han relacionado también con la presencia de hiperactividad y autismo en la infancia. A los niños índigo -a los que se les supone una superioridad desde el momento del nacimiento, habiéndose encarnado en cuerpos humanos pero sin haber escogido a su familia de origen- se les debe “tratar bien”, lo que comporta “ni reprimirles ni darles ninguna orden”, ya que estos niños se les supone superiores y con una tarea trascedente a realizar en la Tierra. Según Lee Carroll, la cantidad de niños índigo sigue en aumento con los años, por lo que se recomienda a los padres que asistan a las actividades de kryon o EMF Balancing para ayudarles a tratar con su hijo cristal.

El movimiento dispone de “terapeutas” que aseguran que son capaces de discerinir si un niño es índigo o no. Además, y de acuerdo a sus promotores, la crianza de un niño índigo en un ambiente hostil (es decir, no favorable a las prácticas de Kryon) es fuente de problemas y puede hacer que el niño “desarrolle tendencias suicidas, aclarando que “ningún sistema de psicología al uso es efectivo para tratar a estos niños”. Y si algún psiquiatra diagnosticó a su hijo de un TDAH, accediendo a las tiendas de kryon “podrá comprar hierbas y remedios naturales que le ayudarán a tratar los problemas de atención e hiperactividad de su hijo”; así, el adepto puede comprar productos de Gematria, una empresa de suplementos nutricionales que distribuye elixires de todo tipo sin filtro alguno de los organismos competentes (como es el caso de sus elixires para la juventud, viagra natural u otros suplementos a la venta) y claramente vinculada al movimiento Kryon, que ha conseguido hacer de sus propuestas un gran negocio en estos años.