Los servicios magnéticos de Kryon

Sabine Wenig (“Sangitar”) estuvo al cargo del último festival bianual de Kryon, que este año se celebró en una ciudad alemana. En un ambiente concurrido, con unos aproximadamente 2.000 asistentes, Sangitar dijo por micrófono: “Soy Jesucristo, el Hijo de Dios […] juntos alcanzaremos el nuevo Santo Grial […] el Santo Grial se encuentra en Hawai, en Maui, en lugares cristalinos donde viven los delfines”. Con voz monótona y en medio de un ambiente expectante, los adeptos de la Escuela Kryon vuelven a reunirse en su Festival Anual, esta vez en torno a la canalizadora Sangitar que a veces habla por boca de Kryon, otras por boca de Melek Metraton y aún otras por boca de Jesucristo mismo.

El nombre de “Sangitar”, según ella misma, le fue concedido por sus Padres Cósmicos. Si el recién llegado desea conocer “su nombre cósmico“, previo pago de 40€ podrá obtenerlo (a la vez que esta cuota da derecho a que la médium te canalice el nombre de sus Padres Cósmicos y su misión en la vida). Y si el neófito se interesa por ser alumno, tras abonar su cuota, podrá acceder a los 48 Pasos del Despertar o bien a los pasos de SOL´A´VANA online. Con estos Pasos -cuyo precio final ronda los 1.000€-  la persona se convierte en “Trabajador de la Luz”, personas supuestamente más preparadas para el cambio de conciencia y para el acceso a un nivel de conciencia superior. Pero si la persona ni se decanta por los Pasos presenciales ni online, siempre le queda el recurso de pasarse por la tienda online y hacerse con alguno de sus productos, aunque sea los packs del “fino arte de la magia” (a unos 400€), CDs de meditación (entre 80-90€),  piedras energizadas (entre 90-120€) o productos de la línea de cosmética de luz (cuyos módicos precios oscilan entre los 90€-300€).