El fundador de la Comunidad Budista Triratna se ve obligado a reconocer abusos

A poco de celebrar su cincuenta aniversario de existencia, la Comunidad Budista Triratna, una de las órdenes budistas más numerosas del Reino Unido, se ha visto obligada a reconocer la veracidad de las denuncias de abuso sexual después que un antiguo seguidor sostuviera que fue obligado a tener relaciones sexuales con uno de sus maestros. En paralelo, el fundador del grupo se ha disculpado por haber mantenido relaciones sexuales con devotos del grupo budista, algunos de las cuales podrían haber sido en contra de la voluntad.

La Comunidad Triratna, con decenas de miles de seguidores repartidos por el mundo, está ahora en unos momentos en los que se esfuerza en proteger su reputación, tanto ante la comunidad budista internacional como entre sus propios practicantes, muchos de los cuales se están cuestionando en qué medida se mantuvieron tales relaciones sexuales bajo coerción física o espiritual y durante cuánto tiempo pudieron extenderse dentro del movimiento.