Numerosos profesores de Anusara Yoga abandonan en cascada tras conocerse los abusos del fundador

Antiguos profesores del sistema de yoga Anusara han denunciado públicamente los abusos de tipo sexual y financiero del fundador de este novedoso sistema de hatha yoga. John Friend, introductor de esta técnica de yoga y poseedor de un Grado en Finanzas y Contabilidad, ha estado practicando yoga desde que era joven hasta que se embarcó en su carrera como profesor de yoga y en 1997, creando entonces su propia práctica llamada “Anusara Yoga”, una práctica de hatha yoga que se centra en “el Shiva-Shakti” (filosofía tántrica de la bondad intrínseca) y los “Principios Universales de Alineamiento” y que ha legado a crear un sistema con numerosos seguidores.

Es verdad que el yoga en general se ha convertido en los Estados Unidos en una práctica habitual, estimándose que aproximadamente unos 16 millones de americanos son practicantes de yoga. Los ingresos relacionados con la práctica del yoga se han incrementado en un 87% desde el pasado año 2004, de modo que se calcula que el negocio del yoga puede mover en los Estados Unidos al año unos 5,7 millones de dólares. De hecho, el yoga se ha convertido tanto en Estados Unidos como en Europa en una subcultura relacionada con la idea de la “autenticidad”. John Friend asegura a sus 52 años de edad que su sistema es enseñado por unos 1.300 profesores por todo 70 países, con unos 200.000 practicantes activos.

The New York Times describía a John Friend en un excelente artículo publicado el pasado 2010 como una figura que dista mucho de la imagen de yogi tranquilo y que vive en cierta deprivación. Más bien al contrario, la vida de John Friend está repleta de viajes de un lugar a otro de Europa para impartir sus talleres, inmersiones y cursos de profesores. Cuando llega a su lujosa casa repleta de reproducciones de deidades hindúes, banderas de oración y múltiples objetos de sus viajes, debe seguir trabajando para ocuparse de los apoximadamente 13 negocios conectados a su marca Anusara, como es el caso de Studio Yoggy (una de las mayores cadenas de yoga del Japón que ofrecen clases de su sistema) o sus empresas editoriales o sus empresas de ropa para la práctica del yoga (aunque Friend tiene su propia línea, tiene un acuerdo con Adidas para promocionar el calzado con alguno de sus profesores de yoga). Al mismo tiempo, financian la publicación de un libro sobre la hisoria del yoga y contribuyen a la investigación histórica del yoga en Nepal y Cachemira. Elana Maggal, la directora de la Conferencia del Yoga Journal, indicaba que el pasado 2008, “Friend realizó la clase de yoga más numerosa jamás vista con 800 personas y otras 200 que estaba en lista de espera”.

Junto a toda esta actividad, Friend está recaudando dinero para su proyecto más ambicioso, la construcción de “El Centro” que tiene previsto construir en California y en donde junto a la práctica del yoga se planean realizar también espectáculos de arte, música y teatro, todo un megacentro dirigido a ampliar “la comunidad” -término que emplea el mismo John Friend-. Entre tanto, debe mantener activo su Twitter con más de 15.000 seguidores y su espacio de Facebook con casi 20.000 fans registrados.

Stefanie Syman, autor de El cuerpo sutil: una nueva historia del yoga estadounidense, indica que John Friend “ha creado su propia comunidad muy conscientemente […] la mayoría de los maestros carismáticos hacen eso. Lo que pasa es que si deliberadamente o no llegan a tener éxito, entonces un montón de estudiantes empiezan a evangelizar en su nombre y difundir la palabra […] el éxito de Friend también pasa por la disolución de las comunidades tradicionales […] la gente solía encontrar en la comunidad de su iglesia, sinagoga, club o agrupación esa sensación de comunidad […] ahora, para algunos el yoga tiene esa función”.

Friend ha surgido de esta coyuntura social y ha logrado comercializar su marca de un modo muy rentable. Anusara Inc. ingresa anualmente alrededor de 2 millones de dólares, con Friend como único accionista de la empresa y con un sueldo autoasignado de 100.000 dólares, lo cual es una fortuna en el mundo del yoga. La misma empresa prevé que sus ingresos pueden doblarse y el fundador no encuentra contradicción alguna en estas incursiones empresariales, “no hay ninguna diferencia entre la filosofía del yoga y la filosofía de negocios […] honramos el espíritu sobre la base de nuestra visión que la vida es buena”.

El padre de John Friend era un ex comentarista deportivo y ejecutivo de marketing con problemas económicos que obligaron a moverse a la familia, mientras que la madre era una mujer muy inteligente y dotada intelectualmente. La madre fue quien introdujo a John en el mundo del yoga y pronto las lecturas sobre el yoga y la magia sustituyeron a otras lecturas infantiles; “quería ser un yogui porque sabían de los misterios de la vida […] podían desmaterializarse”, diría años más tarde.  Le atraían las curaciones milagrosas de muchas iglesias que visitaba cada domingo con su madre, que pasó unos años enferma hasta que fallecería de cáncer hace nueve años.

Durante su juventud, tocó en una banda de rock, soñando con transformarse en un gran músico. Finalizaría sus estudios de contabilidad y finanzas, trabajaría algunos años a la par que se introduciría en el mundo del yoga a finales de los setenta, justo en un momento de creciente interés hacia el yoga en los Estados Unidos que contaba ya con unos 5 millones de practicantes activos. A mediados de los años ochenta, ya se dedicaba al yoga a tiempo completo y se introdujo en la práctica del Yoga Iyengar de la mano de Judith Hanson Lasater; a los pocos años, ya había realizado talleres con BKS Iyengar mismo y con Pattabhi Jois, el creador de Ashtanga. A finales de los ochenta, y tras un retiro en la India con Iyengar, se interesa también por la práctica de Siddha Yoga. Llegó a ocupar puestos de responsabilidad dentro de la organización del Yoga Iyengar, haciendo suyos los estándares de certificación de profesores de yoga de este sistema. De Gurumayi, aprendió la capacidad de dar discursos para inspirar a cientos de personas.

En los años siguientes, Friend rompió con Iyengar y se distanció de Gurumayi Chidvilasananda cuando comenzó a perfeccionar lo que vio como su propia técnica de yoga, que unía el espíritu del yoga con el espíritu empresarial. Desarrolló su propio sistema de formación de profesores, los estudiantes deberían completar un programa de un mínimo de 200 horas de formación en talleres, una formación que puede requerir muchos viajes y gastos asociados (comprar el propio manual de capacitación, pasar las 30 horas de exámenes en casa, el DVD de entrenamiento, etc.) Evidentemente, hay derechos de licencia de alrededor de 100 dólares que deben ser renovados anualmente. Friend también desaconseja la mezcla de su marca con otras marcas de yoga.

El escándalo en torno a la persona de John Friend, saltó por primer vez a través de las acusaciones de algunos antiguos profesores en jfexposed.com, un sitio web que no tardó en ser bloqueado. En otoño del año pasado, varios profesores del sistema Anusara renunciaron pero sin dar mayores explicaciones, hasta que a inicios de febrero de este año aparecería en jfexposed.com diverso material (fotografías, correos electrónicos y otro material comprometido) que al parecer fue puesto en circulación por un antiguo profesor de yoga con muy buenos conocimientos informáticos y que venía a documentar acusaciones contra Friend por abusos sexuales, financieros, el empleo de drogas y la participación de John Smith en rituales de Wicca como una manera de mantener su poder sexual sobre las seguidoras. Al día siguiente, el sitio web que contenía tal material, desaparece de Internet.  Otra web se hace eco de las acusaciones de estos profesores salientes.

El 8 de febrero, John Friend se dirige una primera carta a sus profesores, sin mayores aclaraciones sobre las acusaciones vertidas en contra de su persona. Algo más tarde, responde públicamente en una entrevista que concede a Elephant Journal. El 11 de febrero, algunas profesoras se expresan públicamente acerca de la controversia sobre su maestro de yoga; entonces John Friend dirige una nueva carta a sus profesores certificados. Al día siguiente, otros profesores renuncian públicamente, iniciándose de este modo una rueda de abandonos posteriores de otros profesores.

The Huffington Post publica su artículo El escándalo del Anusara Yoga: ¿podrá una industria de 6 billones salvar su imagen?, con el consecuente eco en el mundo del yoga y nuevos abandonos. El 16 de febrero, Friend dirige una nueva carta en la que anuncia la futura reorganización de Anusara Yoga en los siguientes diez días. El 24 de este mes, se enviaron dos nuevas cartas en las que por un lado John Friend habla sobre la reorganización de la empresa Anusara Yoga y la incorporación del nuevo CEO Michal Lichtman. Friend continuará figurando como “fundador, estudiante y profesor, mientras que Lichtman “supervisará la nueva organización dedicada a la enseñanza, la Escuela de Anusara Yoga”.

En nuestro país, las dos profesoras certificadas que imparten este sistema de yog son Susana García Blanco y Gisela Vázquez Rodríguez. Susana García Blanco se presenta como “la primera profesora certificada de Anusara yoga en España”, encontrándose en Barcelona y se dedica a viajar para impartir  talleres y cursos de formación de profesores por diversas capitales del país (Madrid, GipuzkoaGirona o Barcelona, entre otras). Por su parte, Gisela Vázquez es “la única Profesora Certificada de Anusara Yoga® en Madrid” y que pese a desplazarse menos que la primera también imparte sus talleres. Ninguna de ellas se ha pronunciado acerca de todo este escándalo.

De acuerdo con los datos recogidos por Bayshakti.com, las personas que han anunciado públicamente su renuncia son la siguientes: Laura ChristensenEmma MagentaSarah FairclothLara DembergSue Elkind & Naime JezznyBernadette BirneyNoah MazéKatrina ArielOlga RasmussenSara RoseErin HansbroughSue Elkind & Naime JezzenyBruce BowditchKatie Myer, Stacey DeGrasse, Erin Nealy, Michelle SynnestvedtCat McCarthyLila Rasa BrownLucy LomaxSarah Jane HigginsSusan Wiens, Shelley Bello, Jenn AsplundhDianne FalkNaomi Gottlieb-MillerAlisa RoseKendra HodgsonMichelle Berman MarchildonKelley Gardner, Heidi Kyser, Jonathan ShoemakerJordan BloomTodd Norian, Dara Brown, Betsy Poos, Tara Judelle, Stacey Millner-CollinsSusanna Harwood RubinDianne Bondy, Buffy Barfoot, Natalie MillerJoe MillerBetsey DowningCheryl ChaffeeHolly HorvathChris GordonPatience ArmstrongTara LemeriseErin Keeley Phillips, Liz Belile, Jordan Louise KirkMaria Cristina Jimenez y Jordan Mallah.