Conducción de estilo new age

El fabricante de automóviles Renault Nissan, en una época delicada para algunas compañías de coches como Wolkswagen por sus motores contaminantes, anunció recientemente un acuerdo con la empresa Innovzen, especializada “en promover el bienestar y el empleo de la tecnología para mejorar el estado de salud…INNOVZEN ha fabricado para ello el nuevo asiento O2…un nuevo concepto de ayudar a las personas a relajarse, respirar y manejar el estrés”.

La idea se fundamenta en los supuestos beneficios de la “respiración consciente”, una práctica ofrecida “para mejorar el binestar personal” y que a través de esta alianza empresarial pretende comercializar asientos de coche zen, que promuevan una respiración consciente. Lo que nos recuerda a los cascos de moto que en su día se comercializaran en nuestro país “para aumentar la felicidad mientras se conduce una moto”. En el caso del asiento de coche, éste se ofrecerá junto con una aplicación que podrá manejarse desde una tablet o el propio teléfono móvil, para que acompañe al conductor en los ejercicios de inhalación y exhalación que podrá ir realizando, acompañándolos de suaves movimientos oscilantes del asiento del coche.

En el comunicado conjunto que ambas compañías emitieron hace unos días, indicaron “ser la primera empresa del mundo que integra esta solución innovadora en los asientos del coche”. Si bien la noticia no pasaría de mera anécdota, esta alianza introduce algunas dudas, como por ejemplo la técnica misma de la respiración consciente, un procedimiento más conocido bajo la rúbrica de “rebirthing”, que no hace mucho tuvo resultados nefastos para una menor de edad que fue llevada a terapia de renacimiento y que condujo a que esta suerte de pseudoterapia fuera prohibida en algunos condados de los Estados Unidos. La misma Misión Interministerial de Vigilancia contra las Sectas de Francia emitió, asimismo, un informe en el que se referían a los riesgos inherentes de abusos derivados del rebirthing.

Tras un reportaje crítico de Olivier Hertel publicado en Sciences & Avenir, la compañía se apresuró a retirar algunas páginas de Internet en donde ellos mismos indicaban que “una mejor respiración pudiera llegar a ser un buen remedio para muchas personas…aunque es posible que la propia comunidad médica y la industria farmacéutica no hubieran promovido esta iniciativa porque no les resultaba rentable económicamente”. Los beneficios derivados, según su propia publicidad -ya eliminada de la red-, podrían llegar hasta el cáncer “ya que está demostrado que la falta de oxígeno juega un papel fundamental en la transformación de las células en células cancerígenas”.

Por su parte, Jean-Louis Portales, uno de los miembros del equipo directivo de INNOVZEN, al ser interpelado por los periodistas acerca de estas afirmaciones, los remitió a un artículo en la web “que revela la verdadera causa del cáncer y el por qué de su secreto”, un espacio web en línea conspiracionista que viene a apuntar a una supuesta conspiración de las farmacéuticas “para encubrir el auténtico origen del cáncer”, en donde pueden encontrarse afirmaciones del estilo “el cáncer se desarrolla en un entorno ácido y pobre en oxígeno”, cuando la evidencia mostraría justamente lo contrario, que es más bien el oxígeno el que promueve el desarrollo del tumor.

Inicialmente, la compañía indicaba también que contaban con la colaboración del norteamericano Dan Broulé, aunque su biografía fue igualmente retirada de su página web tras la publicación del reportaje de Sciences & Avenir. El curriculum de este norteamericano es ejemplar: “un maestro y sanador actual…innovador, no ortodoxo, empresario…es un pionero mundial en la Respiración Consciente…en 1980 viaja a la India, en donde sigue las enseñanzas de Guchu Ram Singh, del linaje del gurú Babaji…más adelante viviría una temporada en el ashram de Osho”. Un gran maestro, Osho, al que le gustaba viajar en lujosos Rolls Royce, liderando un grupo que estuvo implicado en una acción bioterrorista en Oregón a mediados de los ochenta y cuyo gurú fue encarcelado antes de ser deportado tras numerosos denuncias de abusos diversos.