La comunidad canadiense de las Doce Tribus acogía a un paidófilo

Roz Prober, co-fundador de una línea nacional de información y ayuda a los niños en riesgo de explotación sexual, informó el pasado miércoles que tienen información concerniente a que la comunidad de las Doce Tribus de Winnipeg (Canadá) habría acogido en su comunidad a una persona con antecedentes de abuso sexual a menores de edad.

El caso salió a la luz cuando Jo Hawkins – cuya exesposa se había vinculado a las Doce Tribus – supo que el grupo practicaba el castigo corporal como medida educativa de los niños. Pero su preocupación aumentó cuando se enteró que las Doce Tribus albergaban en su comunidad a una persona que había sido condenada previamente por posesión de material pornográfico con niños. Según la información disponible publicada en diversos medios canadienses, el hombre que fue condenado por posesión de pornografía infantil se unió a la rama  de las Doce Tribus de Winnipeg en 2013, poco después de su puesta en libertad de una prisión de Colombia Británica.